6 errores comunes que impiden que superes a tu ex

Terminar una relación, sin importar si duró 6 meses o 10 años, siempre es un proceso difícil y doloroso, tanto para el que lo cortaron, como para el que decide irse.

La angustia, tristeza y dolor se apoderan de quienes pasan por este proceso, que para muchos puede ser extendido por pequeños errores que en medio de la vulnerabilidad, te ciegan y no puedes cerrar el ciclo con el paso del tiempo.

En una columna a Hufftington Post, Lois Tarter, escritora, bloguera de temas de separación y organizadora de fiestas de divorcio, señaló: ““Después de una ruptura, es tan fácil sentirse deprimido y solo”, afirmando que tras un quiebre las personas tienden a realizar acciones autodestructivas que hacen imposible tener otra relación, o al menos no de una manera saludable.

La psicóloga estadounidense y autora de varios libros con más de dos décadas de experiencia, Jennice Vilhauer, describió en una columna en Psychology Today los errores más comunes en quienes terminan una relación, a partir de los cuales cerrar el proceso se transforma en una tarea eterna y muy difícil de lograr.

Aquí, te dejamos algunos tips para que puedas dar el paso, decir adiós y comenzar, otra vez.

1. Creer que nunca conocerás a alguien mejor

Cottonbro | Pexels

Un pensamiento usual en quienes terminan una relación, pero aún están enamorados de la otra persona es creer que no encontrarán a nadie mejor en sus vidas, independiente de lo errores que sus parejas cometieron.

Aquí, la clave está en recordar que los llevó al fin de la relación, pero no sólo analizar qué ocurrió con el otro, sino que también con uno mismo.

Intentar comenzar una nueva relación inmediatamente, sin entender qué ocurrió no te permitirá volver a encajar con otra persona, por eso es importante realizar este proceso.

También es relevante descubrir qué tipo de pareja quieres, qué rasgos o cualidades debe poseer, pero también si eres compatible con esas cualidades que quieres en otro, señala Vilhauer.

“Alguien que tiene esas cualidades buscará lo mismo. Pasa parte del tiempo que tienes entre parejas trabajando para convertirte en la pareja a la que estás buscando. De esa manera, cuando esa persona aparezca, estarás listo”, enfatiza.

2. Creer que estás condenado a estar solo para siempre

Alena Darmel | Pexels

Nicole Kidman llevaba más de 10 años de matrimonio con Tom Cruise cuando se separaron en 2001. Es probable que en algún momento la actriz haya pensado lo mismo, pero la vida continúa y las parejas nuevas llegan, como en el caso de la actriz que se enamoró de Keith Urban y se unió a él en 2006.

Terminar una relación no implica que te vas a quedar solo para siempre y tampoco entrega un patrón sobre tus futuras relaciones, por lo que en vez de pensar en esto, es mejor hacer un listado de por qué eres un buen partido.

En ese listado puedes dejar todo lo que puedes ofrecer a otra pareja como ser amable, confiable, cocinar bien o cómo hacer que la vida del otro sea mejor, sintiéndose apoyados, queridos y felices.

Es importante que entiendas que nadie está condenado a estar solo, pero si lo piensas mucho, puede que cumplas esta autoprofecía sin darte cuenta, pues comenzarás a autosabotearte.

3. Buscar un cierre

Si la relación terminó con uno de los dos desapareciendo por completo, realizando “ghosting”, puede causar la obsesión de la otra persona por dar un cierre a esta relación.

Sin embargo, la recomendación de Vilhauer es que en vez de pensar en el término de la relación y el cierre que podrías dar, es mejor pensar en ti, centrando toda tu energía y atención en ti mismo.

Aquí es cuando usualmente se recomienda que utilices el tiempo para encontrar una mejor versión de ti, como que vayas al gimnasio, cambies tu estilo o tomes un pasatiempo que te haya gustado y no hayas podido desarrollar, ocupando tu tiempo sólo en ti.

Sin embargo, hay que poner ojo en este proceso, porque te puedes pasar de la raya rápidamente cuando te vuelves un adicto al gimnasio y pasas más de cuatro horas de tu día haciendo ejercicio, algo que no es normal para alguien que no sea un personal trainer.

Otra conducta algo autodestructiva puede ser gastar mucho dinero, despilfarrando para sentirte mejor, a juicio de Lois Tarter, estos son errores típicos de quienes terminan una relación sin entender qué hicieron mal.

4. Olvidar los malos momentos de la relación

Cottonbro | Pexels

Una buena forma de recordar lo bueno y lo malo de una relación es escribiendo. Así, cuando olvides todo lo malo que pasó, estas palabras serán una buena ayuda memoria para entender mejor qué fue lo que ocurrió.

Según menciona Janice, al intentar sanar nuestro corazón, la mente deja en segundo plano los malos momentos y sólo se enfoca en los recuerdos positivos y bonitos de la relación.

Sin embargo, los malos momentos permanecen ahí y son esos los motivos por los que llegaste al fin, olvidarlos no es una buena señal si lo que quieres es avanzar.

5. Revisar sus redes sociales todo el tiempo

Si notas que comienzas a obsesionarte con sus perfiles de redes sociales y revisas cada 5 minutos si subió una nueva storie a Instagram o llegó a cambiar alguna palabra de su perfil en LinkedIn o Facebook estás en problemas.

Las redes sociales te pueden revelar mucha información sobre tu ex, pero probablemente no te van a entregar más información sobre por qué terminaron su relación.

Continuar revisando sus redes sociales constantemente, sólo hará que tu dolor se extienda y si te encuentras con alguna sorpresa, la situación se podría tornar peor, por lo que dar el paso y salir de ese círculo será cada vez más difícil.

La recomendación es la abstinencia de redes sociales y ojalá aplicar contacto cero. Puedes hacerlo eliminando su perfil o simplemente bloquearlo en tu feed, esto te dará paz y por sobre todo es mucho mejor para tu autoestima y bienestar mental.

Tim Douglas | Pexels

6. Volver a ser amigos

“La verdadera amistad significa que dos personas se preocupan por el bienestar del otro, eso es difícil cuando no han sanado las heridas” consigna El Confidencial.

Bajo esta premisa, te has preguntado qué tan sano puede ser volver a ser amigo de tu “ex” al par de semanas de haber roto la relación, cuando por ambos lados puede aún haber dolor.

La recomendación es dar tiempo al tiempo, literalmente. No tener contacto durante los primeros 30 a 90 días puede ser muy útil para mantener la distancia e intentar sanar las heridas que pudieron haber quedado.

Qué cosas puedes hacer al terminar

Pero, ¿Qué cosas puedes hacer para sentirte mejor si te terminaron? La terapeuta de parejas y autora de diversos libros, Andrea Wachter, da algunas luces.

Lo primero es no culparse, pues “el hecho de que quiera terminar contigo no sólo es culpa tuya”. Si alguien renuncia a una relación no es sólo por la otra persona, también es por sí misma.

“Si bien hay cosas que le pueden molestar de ti, alguien sano y comprometido te informa lo que pasa con respeto y se muestra dispuesto a trabajar en el problema”, expresa.

Otra cosa importante es no adelantarse al futuro, lo que puede ser difícil porque “la tendencia natural en una crisis es preocuparse por el futuro. Pero nunca se sabe lo que puede pasar”, señala la experta.

“Las historias y escenarios que creamos en nuestras mentes parecen tan reales, que nos hacen tener sentimientos sobre las cosas que no han sucedido aún”, concluye.

Por otro lado, la terapeuta aconseja mantenerte lejos de los vicios, porque sólo proporcionan alivio a corto plazo. “El alcohol, los cigarrillos, las drogas, juegos de azar, las compras, la comida, las dietas u obsesionarse con la apariencia, son sólo placebos momentáneos”.

Watcher explica que aunque el dolor emocional sea difícil, también es complejo percibir las consecuencias de los hábitos adictivos destinados a evitar el sufrimiento emocional. Por lo mismo, es mejor buscar apoyo y desarrollar tolerancia a las emociones complejas, luego verás que todos los sentimientos con el tiempo pasan.

La especialista también recomienda no anularse y esperar eternamente. “La tendencia natural es esperar, como un cachorro inocente, para ver si tu dueño va a volver. Lo que alguna vez pudo haber sido un campo de juego equitativo entre los miembros de la pareja, puede convertirse en un juego de poder de un solo sentido, con todo el poder en manos de la persona que está considerando irse”, expresa.

Además, ten en cuenta que de verdad “el amor no es suficiente”, también son necesarios valores compartidos, el compromiso, la madurez, la comunicación, entre otras cosas, para hacer que una relación de largo plazo sea saludable.

Y por último, lo más importante es perseguir tu propia felicidad y hacer cosas que te llenen. “Esto no sólo te ayudará en el presente, sino que creará esperanza para el futuro. Y como un bono, las personas que sienten alegría y hacen cosas que le apasionan son mucho más atractivas que las que están crónicamente deprimidas y son excesivamente dependientes”, asegura.

“Esto puede significar el restablecimiento de las cosas que solían apasionarte y evitaste, o puede significar cultivar nuevos intereses”, manifiesta.

“¿Qué te gustaba de ti cuando conociste a tu pareja? ¿Qué cosa siempre has soñado, pero nunca tuviste el tiempo ni valor para hacer?”, ejemplifica. “Cuando renunciamos a una parte importante de nosotros mismos por una relación y la relación está en peligro, nuestra estabilidad está en riesgo también”, afirma la experta, añadiendo que si bien aún sentiremos pena, nos será mucho más fácil el proceso.

“Podrás sentirte abandonado por tu pareja en este momento, pero no tienes que abandonarte a ti mismo”, sentencia.

Cómo terminar bien una relación y evitar dolor innecesario

Como ya mencionábamos antes, terminar una relación, siempre es difícil, tanto para el que decide alejarse como sobretodo para quién lo dejan, tal como consignó una nota anterior de BioBioChile.

En este contexto, “hablar con un buen amigo o familiar para poner tus pensamientos en orden”, es una buena opción según la psicoterapeuta de la ciudad de Nueva York y autora del libro “The Breakup Bible”, Rachel Sussman, a la revista Times.

Además, es importante que si eres tú el que quiere irse, es que no retrases el momento. “Lo más tonto que hacen las personas, es involucrarse con otros antes de ponerle fin a su relación. Solo quieren tener un plan B”, añade la especialista, recomendando la honestidad, pero sin crueldad.

“Las personas tienen más dificultades de superar una ruptura porque no comprenden los motivos”, explica Sussman, añadiendo que los motivos del quiebre no deberían sorprender al otro. “Porque lo han discutido en el pasado e internaron resolverlo sin éxito”, enfatiza.

Pero tampoco te vayas al extremo. “Enumerar hasta la última molestia no es productivo y solo prolongará lo que probablemente sea una conversación dolorosa”, agrega Guy Winch, psicólogo y autor del libro “Cómo arreglar un corazón roto”.

Lo mejor es “decir algo como: ‘Esto me molesta’ o ‘Esto realmente fue difícil para mí’”, en lugar de culpar.

Por Camila Álvarez
Fuente: biobiochile.cl

Deja un comentario