Alcalde Santana: «Es impresionante la desconexión que hay en la Cámara respecto a la situación escolar que ocurre en el país»

En la Región de Aysén, específicamente en Río Ibáñez, su jefe comunal, Marcelo Santana y el director de la Escuela Rural Carretera Austral de Bahía Murta, Germán Haro, expresaron su descontento por caída de proyecto que restauraba el kínder obligatorio en los establecimientos educacionales.


Polémica ha causado el rechazo por parte de la Cámara al proyecto que buscaba reponer el kínder obligatorio. Estas repercusiones no solo han tenido palabras del presidente, Sebastián Piñera, el ministro de Educación, Raúl Figueroa o la defensora de la niñez, Patricia Muñoz García, sino que también de autoridades de la Región de Aysén, específicamente de la comuna de Río Ibáñez, lugar en el que por falta de recursos no se pueden ejecutar estos niveles escolares.

«Es impresionante la desconexión que ocurre en la Cámara de respecto a la situación escolar que ocurre en el país. Los parlamentarios le dan la espalda a cientos de familias que vivimos en localidades rurales y también en barrios vulnerables, donde tampoco existen este tipo de enseñanza para nuestros niños. Este proyecto era una política pública integradora, que habría sido un gran apoyo para tener este nivel educativo en dos localidades de nuestra comuna», afirmó el alcalde de Río Ibáñez, Marcelo Santana.

Además, el jefe comunal aclaró que el kínder obligatorio solo busca que «los niños tengan un completo desarrollo y puedan acceder a experiencias que no tendrán en ningún otro lugar que no sea el aula de clases. Al igual que con la pandemia, en la que fuimos los pioneros en volver a las clases presenciales debido a que no contábamos con los ingresos para financiar las clases en línea, la Cámara nuevamente demuestra que no están conectados con la necesidad del país».

Respecto a esta decisión, el director de la Escuela Rural Carretera Austral de Bahía Murta, aseguró que «estas localidades de la Patagonia, específicamente rurales, es complicadísimo porque los niños al no tener kínder llegan en desventaja con los niños de primer año».

Además, el profesional destacó que «por este tipo de situaciones de gente que, no conoce nuestras localidades, no conoce la Patagonia, ni nuestra realidad, nos castigan especialmente, los señores diputados que votaron en contra de un proyecto que favorece mucho los sectores rurales y familias que hacen patria; familias que están aisladas. La única forma de tener kínder era a través de esto, pero por razones económicas y políticas nos vuelven a decir que no».

Cabe destacar que una de las grandes polémicas que tuvo este proyecto, fue que podría tener fines lucrativos. Sin embargo, a través de sus redes sociales, el ministro de Educación, Raúl Figueroa destacó que esto sería incorrecto.