Alianza público-privada explora corredor biológico binacional para la conservación del huemul

  • El trabajo conjunto busca estudiar y conservar la especie en la Región de Aysén, entre Argentina y Chile, en el cual se desplaza de manera natural.

El cuidado y la protección del huemul ha generado diversas iniciativas, entre ellas algunas de carácter binacional, en la que resalta la prospección desde hace un año del corredor biológico entre el Parque Protegido Municipal Shoonem, en Argentina, la Reserva Nacional Lago Las Torres, administrada por la Corporación Nacional Forestal (CONAF), y el predio de la Fundación Kosken, en Chile.

Así lo destacó el director ejctuivo de CONAF, Rodrigo Munita, resaltando que “esta labor que encabeza el seremi de agricultura, Felipe Henríquez, y CONAF en la Región de Aysén, ya esta arrojando un resultado concreto luego de la alianza pública y privada para crear este corredor binacional, por lo cual ya se han realizado prospecciones para determinar la cantidad de ejemplares y también las amenazas que pueden tener, como la presencia de ganado doméstico y de perros, con la instación de cámaras trampa”.

 

En este mismo sentido, el seremi de agricultura, Felipe Henríquez Raglianti,  resaltó “asumimos un compromiso importante para mejorar las condiciones que enfrenta el huemul. Estos esfuerzos para instaurar este corredor biológico permiten avanzar en los compromisos que ha asumido el Estado de Chile con Argentina en el Memorándum  de entendimiento para la Conservación del Huemul. Además, esto nos permitirá tener un mapeo de la situación del huemul en esta zona y avanzar en la toma de compromisos para cuidar esta especie. Quiero destacar que esto no hubiese sido posible, si no se contara con el trabajo de CONAF, igualmente de los propietarios de predios privados, de las ONG y de la comunidad. Vemos como vamos avanzando en el ámbito público-privado, en esta caso para la conservación de esta especie tan emblemática”.

Dentro de las acciones realizadas, se efectuaron prospecciones para estimar presencia y la cantidad de ejemplares que transitan por este territorio e identificar posibles amenazas a la especie, para elaborar a futuro  planes de conservación.

 

El trabajo de exploración en terreno y búsqueda de corredores biológicos en el sector norte de la región de Aysén lleva alrededor de un año, identificándose cuatro posibles corredores: Valle de la Volteada, Valle El Rodríguez, Valle El Andrea y Valle El Picaflor. Todos éstos comparten frontera con Argentina.

 

Los valles anteriormente mencionados son ocupados por huemules en períodos de primavera y verano (veranadas) y que podrían ser ocupados para la reproducción y nacimiento de crías. Sin embargo, en el período otoño-invierno se desplazarían hacia la costa del Lago La Plata (invernadas), utilizándolos como áreas de refugio y alimentación.

La Fundación Shoonem se ha encargado del cuidado y conservación del huemul en Argentina por más de 30 años, instalando radio-collares, conociendo la dinámica de la población e identificando las principales amenazas existentes en este sector.

 

Miguel Escobar es uno de sus integrantes y valoró la prospección de este corredor biológico, precisando que “hemos empezado a relevar este corredor desde el lado argentino y el lado chileno con la colocación de cámaras trampa para confirmar la dinámica animal. Sabemos que tienen dinámicas veranada-invernada, es decir cuáles son estos lugares en esta zona, cuáles son los movimientos. La lógica dice que se movilizan en época de nieve a la zona del lago de La Plata, porque pueden acceder a pasturas de borde que quedan sin nieve y son refugios naturales, los que se ven perjudicados por el pastoreo de vacunos y con la presencia de perro, lo que sería ilegal en esta zona”.

Para Raúl Desmadryl, uno de los directores y socio fundador de Kosken, lo más importanre en esta alianza es que “hemos realizado algunas actividades concretas para minimizar las amenazas y estamos estudiando el desplazamiento en la zona. Hoy estamos contentos en cómo ha ido evolucionando este trabajo conjunto y creemos que hay una gran oportunidad en poder materializar acciones concretas que permitan la protección de la población de huemules que existe en la zona norte de la región y también por el lado argentino, en este sector no fragmentado, donde los huemules puedan moverse de forma natural”.

La Reserva Nacional Lago Las Torres, por el lado chileno, y el Parque Municipal Shoonem, por Argentina, son de una gran importancia para el estudio del hábitat y el desplazamiento de la especie huemul. Estos áreas pueden otorgar importante y relevante información sobre cómo la especie se desplaza, reproduce, alimenta y la manera que interactúa con otras especies.

close

¿QUIERES SUSCRIBIRTE A NUESTRO NEWSLETTER?

No enviamos spam! lea nuestra política de privacidad Canal Sur Patagonia para mas información