Andrés Calamaro celebra 40 años de carrera con “Cargar la suerte”

0
153
Este viernes estrena el disco que reúne doce cortes, como los doce pasos que debe superar todo alcohólico en recuperación. Dice que este trabajo musical se distingue por el “factor tóxico” ya que muchas canciones las escribió bajo los efectos secundarios de sus “medicinas alternativas”.

El universo musical de Andrés Calamaro, recupera la importancia de las guitarras en un disco, “Cargar la suerte“, que se publica este viernes y que, mediante un símil taurino, celebra 40 años de carrera, 20 de ellos en solitario, influyente y a veces kamikaze. (Le recomendamos leer: Andrés Calamaro: “Me gusta cuando la música y la letra llegan juntas”).

Una cosa es pasarse el toro por delante y otra diferente es torear“, señalaba el artista, en una escucha privada del álbum celebrada en Madrid con los medios, respecto al significado real de ese título que revela también una forma de vida.

Fue en 1978 cuando grabó su primer disco como teclista del grupo Raíces, aventura a la que seguirían sus etapas con Los Abuelos de la Nada, un primer escarceo como solista y su más que fructífero paso por Los Rodríguez, antes de volver a debutar a solas con los reverenciados “Alta suciedad” (1997) y “Honestidad brutal” (1999).

Dos décadas después de marcar cánones musicales del rock en español, Calamaro (Buenos Aires, 1961) no ceja en su empeño por superarse, algo que cree haber logrado en este disco, decimoquinto de estudio de su trayectoria personal, codirigido junto a Gustavo Borner y Germán Wiedemayer, y montado con una nómina de once músicos más que incluye por ejemplo a Aaron Sterling en la batería.

Al terminar (la grabación) les di las gracias por ayudarme a hacer mi mejor disco en cuarenta años“, rememoraba este martes, en una escucha en la que solo estaba previsto el saludo a los congregados, pero en la que terminó sentado y explayándose sobre su nueva obra.