Anuncian incorporación de Mission Blue a Alianza Humboldt

La destacada oceanógrafa Dra. Sylvia Earle, lidera la organización que busca proteger ecosistemas marinos únicos como el del Archipiélago de Humboldt, el cual se encuentra amenazado por los megaproyectos Dominga y Cruz Grande

Santiago, 22 de mayo, 2020. Como un gran paso para la conservación definitiva del Archipiélago Humboldt fue catalogada la incorporación de Mission Blue a las filas de Alianza Humboldt, red de organizaciones nacionales e internacionales que hace más de un año se unieron por la protección de este ecosistema marino, actualmente en peligro por el proyecto minero portuario Dominga y por el proyecto portuario Cruz Grande.

Mission Blue, cuyo reconocimiento internacional se sustenta en el trabajo que han realizado para preservar ecosistemas marinos de importancia para la salud de los océanos, ya había reconocido las características únicas del Archipiélago Humboldt, nombrándolo como Hope Spot, o “lugar de esperanza” en abril de 2018.

“Para Mission Blue es un honor ser parte de Alianza Humboldt, he estado en muchos lugares alrededor del mundo y tuve la oportunidad de bucear en este increíble ecosistema, uno de los más importantes de la corriente de Humboldt”, declaró la Dra. Sylvia Earle. “Destacados científicos han dicho que este archipiélago debe ser protegido, por lo que no podemos permitir la instalación de mega proyectos mineros y portuarios en la zona”, agregó.

El Archipiélago Humboldt, ubicado al norte de la ciudad de La Serena, desde Caleta Los Hornos hasta Chañaral de Aceituno en el extremo sur de la región de Atacama, incluye ocho islas e islotes que albergan la vida de cientos de especies, como la mayor población mundial del pingüino de Humboldt, la única población residente de delfines nariz de botella, además de la presencia de distintas especies de ballenas que encuentran en este lugar un sitio de alimento, descanso y reproducción.

 

DOMINGA Y CRUZ GRANDE AMENZAN EL ARCHIPIÉLAGO

Pese a la importancia ecosistémica, ampliamente reconocida por el mundo científico, el Archipiélago Humboldt se encuentra actualmente amenazado por dos proyectos que pretenden instalarse en este lugar. Por una parte, está Minera Dominga, cuyo titular, Andes Iron, planea la explotación de dos minas a rajo abierto con una vida útil de tan sólo 25 años, e incluye la construcción de un megapuerto justo en medio del archipiélago. Por otra parte, muy cerca de Dominga, CAP Minería pretende la construcción del megapuerto Cruz Grande, lo que generaría un impacto aún mayor en los ecosistemas marinos del lugar, abriendo las puertas para transformar este archipiélago en una nueva zona de sacrificio.

El proyecto Dominga se encuentra rechazado en su evaluación ambiental por los graves impactos que tendría sobre el ecosistema marino del archipiélago, pero la empresa recurrió a instancias judiciales con tal de revertir el rechazo. En tanto, el proyecto Cruz Grande se encuentra aprobado, pero sin haber iniciado obras dentro del plazo estipulado, por lo que actualmente tendría su permiso caducado.

“Le pedimos a todos los habitantes de Chile, desde el fondo de nuestros corazones, que defiendan este lugar y pueda crearse ahí un área marina protegida para salvar el Archipiélago Humboldt y las actividades sustentables que se desarrollan en éste, tal como la pesca artesanal y el turismo”, sentenció Earle.

Frente a ambos proyectos existe un rechazo mayoritario por parte de la comunidad local, el cual ha sido reforzado por el trabajo conjunto de alrededor de 100 organizaciones locales, nacionales e internacionales que componen Alianza Humboldt