Bajo el sello “educar para la vida” profesores y estudiantes de Mallín Grande realizan proceso para deshidratar frutas

Manzanas y peras son sus preferidas las que en su momento acompañan las colaciones y postres

La escuela municipal Tulio Burgos Rivera de Mallín Grande, es un establecimiento rural que en la actualidad cuenta con una matrícula de 14 alumnos y dos profesores, Robinson Cárdenas y Carla Reyes. Ellos junto a la comunidad educativa, que muy bien representan permanentemente los apoderados, realizan una serie de actividades durante el año.

Claramente y para todo el sistema educativo nacional el 2020 fue distinto, no permitió desarrollar clases presenciales, lo que si se ha podido llevar a cabo los primeros meses de 2021, con los resguardos y cuidados que considera realizar actividades en pandemia. Algo que en la escuelita de Mallín Grande saben muy bien y respetan todas las medidas sanitarias para evitar contagios de Covid – 19.

Una de las iniciativas que extrañaban tanto docentes como estudiantes era, la cosecha de manzanas para luego realizar todo el proceso que culmina con la deshidratación y envasado de las frutas. Hace muy poco, lograron cumplir cada paso, desde sacar las manzanas hasta lograr la parte final de esta entretenida y educativa actividad.

La profesora Carla Reyes, nos contó sobre la iniciativa, “como todos los años, hemos comenzando la cosecha de manzanas para su posterior deshidratación y envasado. Tomamos todas las medidas preventivas, ya que estamos en una pandemia, dividimos al curso de 14 estudiantes en dos grupos, los más pequeños fueron al árbol que tenemos en el patio de la escuela, cosecharon las manzanas, las guardaron en cajas y posteriormente la llevaron a la cocina multiuso. El grupo más grande de quinto y sexto básico se encargaron de lavar las manzanas, córtalas y dejarlas en las bandejas para su posterior deshidratación”.

Víctor Quiroz, es estudiante de sexto básico y dijo que le gustó mucho la actividad, donde también trabajaron preparando peras para ser deshidratadas. “Estuvimos partiendo las peras y las manzanas con rodajas un poco gruesas, para luego ponerlas en una deshidratadora. Fue muy entretenido porque usamos nuestras cosas, nuestros utensilios y después nos tocó hacer el aseo. Me gustó mucho la actividad, además teníamos mascarillas y guantes”.

Otro estudiante, en este caso de tercero básico, Sebastián Serón, se mostró muy contento de ser parte de una actividad en la que compartieron y trabajaron con todos sus compañeros, donde pudo enviar hasta un saludo para su mamá. “Les quería contar que con mis compañeros de curso estuvimos en el árbol sacando unas manzanas, las echamos a una caja y la llevamos a la sala multiuso. Nuestros compañeros las cortaban y las deshidrataban… quería mandarle un saludo a mi mamá”.

El director y profesor de la escuela Tulio Burgos Rivera, Robinson Cárdenas, puso en valor el permanente apoyo del Alcalde Ricardo Ibarra y el jefe DAEM Eduardo Montti, ya que gracias a ambas autoridades y sus gestiones hoy cuentan con una sala multiuso, que les ha permitido desarrollar diversas actividades educativas y extraescolares, donde también participan los apoderados. De esta forma refuerzan el lema que los ha caracterizado “educar para la vida”.

close

¿QUIERES SUSCRIBIRTE A NUESTRO NEWSLETTER?

No enviamos spam! lea nuestra política de privacidad Canal Sur Patagonia para mas información