BANDERAZO EVANGÉLICO POR LA LIBERTAD RELIGIOSA, DE CONCIENCIA Y DE EXPRESIÓN

Comunicado Público de CONFAMILIA Chile, Región de Aysén

Los Cristianos Evangélicos de Chile y de la Región de Aysén, nos hemos visto en la necesidad de manifestar públicamente nuestra Fe y, a la vez, nuestro descontento por el enfoque discriminatorio arbitrario que está tomando la Convención Constitucional.

Recientemente, con ocasión de celebrarse un mes de dicha Convención, se nos negó estar representados en ella mediante la Bandera Evangélica, a pesar de que se permitieron muchas otras banderas para buscar representar la diversidad de nuestra sociedad.

 

Posteriormente, se quiso excluir con acusaciones infundadas a CONFAMILIA (organización evangélica) de exponer en la comisión de DDHH, por considerar como “Discursos de Odio” la defensa de nuestra fe, nuestros principios y nuestros valores.

Estas acciones y actitudes en la Convención son una mala señal para Chile, pues reflejan un sentir Intolerante en la redacción de una nueva Constitución, donde pareciera ser que todos pueden estar incluidos en ella, menos los cristianos evangélicos, lo cual, pone en riesgo no tan solo nuestras libertades religiosas, sino que también la libertad de Conciencia y de Expresión de todos aquellos que no piensen y actúen según los ideales de ciertos constituyentes.

 

Quiero recordarles, que fueron los primeros Cristianos Protestantes quienes también trabajaron arduamente para que nuestro país fuera laico, en un sentido INCLUYENTE, para que todos los credos religiosos pudieran desarrollarse libremente en la República, lo que se vio materializado en la Constitución de 1925.

Por lo cual, es imperativo que se respeten nuestras libertades, sobre todo en una región donde muchas veces nuestros niños, adolescentes y jóvenes son discriminados por su fe en el ámbito educativo, sin tener aún claras señales de ser incluidos junto a padres y apoderados en el desarrollo de su espiritualidad en jardines, colegios, liceos, centros de formación técnica y universidades.

 

Finalmente, expresar a viva voz “Estamos aquí, somos cristianos, somos ciudadanos. Queremos que se respeten y promuevan nuestras libertades religiosas, de Conciencia y de Expresión en la Convención y en una Nueva Constitución, por amor a Chile y las futuras generaciones. ¡Cristo Vive!”

 

Más información: Liset Quilodrán Quiñinao. Coordinadora Confamilia Chile, región de Aysén. +569 67466125

Deja un comentario