Berries de Aysén, una alternativa exitosa a la producción silvoagropecuaria

Como una manera de contribuir a la diversificación predial, colaborar con abrir nuevos caminos productivos para las familias campesinas de la región de Aysén y aportar con la economía de éstas, se desarrolló el programa «TRANSFERENCIA DESARROLLO SILVOAGROPECUARIO MODELOS INNOVADORES: FRUTALES MENORES» Ejecutado por la Seremi de Agricultura en conjunto con la Fundación para la Innovación Agraria FIA, la Pontificia Universidad Católica, y financiado con fondos del Gobierno Regional de Aysén.


«Es muy importante como Seremia el desarrollo de este proyecto. Con esto damos el punta pie para la asociatividad, para la competitividad y para el día de mañana hacer una cooperativa moderna. El gran sueño es que el día de mañana nuestros productores exporten, que crezcan y sean un sustento cada vez mayor para la economía familiar campesina, diversificando el trabajo en el campo y avanzando» Comentó Andrés Bobadilla, Seremi (s) de Agricultura.

Este programa permite complementar los oficios tradicionales de la región de Aysén como la ganadería. Aprendiendo nuevos quehaceres, sumando experiencia y capacidades técnicas, como formas diferentes de trabajar la tierra, de una manera más sustentable y más afín con el cuidado del medio ambiente.

En representación del consejo regional de Aysén, el consejero Raúl Rudolphi señaló: Es un programa impulsado por el gobierno regional, en una visión de abrir espacios en el mundo rural para nuestras mujeres y nuestros jóvenes. Contentos al día de hoy, de ver una presencia importante de mujeres en el salón. Y junto con ello, los resultados, darnos cuenta de que al apostar con rubros como los frutales menores, les permite a las familias del campo, educar a sus hijos fuera de la región. Las personas son el centro de las políticas públicas y mejor aun cuando procesos de innovación responden a las expectativas de las personas y eso tiene que ver con mejorar calidad de vida.

Los berries hoy son la nueva riqueza de nuestros predios, gracias al esfuerzo y la capacitación de los agricultores, que se han convertido en un importante motor productivo de la región.

Rene Martorell, ejecutivo de innovación a cargo de proyecto de berries, dijo:

«Esta idea fue una muy buena, entre la seremia y FIA, con el apoyo del gobierno regional. Es muy buena idea, porque los berries en específico son de alta rentabilidad y es una alternativa para pequeños productores, para mejorar sus condiciones de vida. Y así se vio en los primeros resultados de este proyecto. Proveer de fruta fresca con esta calidad es importante para la salud y la economía de la región. Felicitar al equipo regional por el trabajo que hicieron»

Por su parte Rodrigo Figueroa, decano de Agronomía e Ingeniería Forestal de la Universidad Católica de Chile, dijo: «Esto es de tremenda importancia, porque nosotros en la universidad generalmente desarrollamos nuevo conocimiento, pero cuesta mucho llevarlo y transferirlo, en este caso la distancia pareció no existir. Es un proyecto que nos permite hacer un aporte muy concreto, entregar un bien a la sociedad y qué más extraordinario que poder potenciar a productoras que necesitan en este apoyo técnico. Es un resultado sorprendente»