Bolsonaro a Bachelet: “Si no fuera por Pinochet, que derrotó a la izquierda, entre ellos a su padre, Chile sería una Cuba”

El presidente brasileño acusó a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU de entrometerse en la soberanía de su país, luego que ella criticara la violencia policial y la situación de los derechos humanos en Brasil.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, publicó un polémico mensaje en Twitter en contra de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, en el que la acusa de entrometerse en la soberanía brasileña.

“Michelle Bachelet, comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sigue la línea de (Emmanuel) Macron entrometiéndose en los asuntos internos y la soberanía brasileña, invierte contra Brasil en la agenda de derechos humanos (de bandidos), atacando a nuestra valiente policía civil y militar”, escribió el mandatario del país carioca.

Bolsonaro acompañó la publicación con una foto donde aparece la ex mandataria chilena, acompañada de Cristina Fernández, ex presidenta de Argentina, y Dilma Rousseff, ex líder brasileña.

Minutos más tarde, en declaraciones a la prensa en las puertas del Palacio de la Alvorada, residencia oficial de la Presidencia, Bolsonaro volvió a referirse a Bachelet.

“Señora Michelle Bachelet: Si no fuera por el personal de (Augusto) Pinochet, que derrotó a la izquierda en 1973, entre ellos a su padre, hoy Chile sería una Cuba”, afirmó.

“Nos acusa de que no estamos castigando a los policías que matan gente en Brasil”, pero “está defendiendo los derechos humanos de los vagabundos”, agregó.

Vale recordar que, hace unos días, Bachelet criticó la violencia policial y la situación de los derechos humanos en Brasil, denunciando una “reducción del espacio democrático” en los últimos meses, sobre todo contra organizaciones ambientalistas y de derechos humanos.

Desde Chile, uno de los que se ha plegado al emplazamiento de Bolsonaro es el líder del Partido Republicano, José Antonio Kast.

A través de su Twitter, aprovechó de dirigir nuevos dardos hacia Bachelet asegurando que “ha usado su cargo desde el día uno para atacar y cuestionar al presidente Bolsonaro. Sus críticas no se basan en hechos, sino en su postura ideológica y la de su candidato Lula, hoy preso en Brasil”.