Cámara de la Construcción aborda con trabajadores aprendizajes y desafíos en tiempos de pandemia

En el marco de la jornada de reflexión denominada “Sentémonos a Conversar”, el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de Coyhaique, Manuel Suazo, llegó hasta la obra del Conjunto Habitacional, que ejecuta la constructora LyD en la localidad de Balmaceda, para dialogar con los trabajadores acerca de los aprendizajes del 2020 y los desafíos del 2021 en tiempos de crisis sanitaria, con el objetivo de hacer de la industria una actividad más segura.

La instancia, que organiza el gremio de la construcción desde hace dos años, contó con la participación de un poco más de 10 trabajadores de distintas especialidades de la empresa, así como también con el gerente del proyecto, Miguel Peran, los prevencionistas de riesgo Claudio Campos y Daniela Pardo, entre otros profesionales, quienes dialogaron junto al presidente regional de la CChC sobre las inquietudes, temores y aprendizajes adquiridos durante el año pasado, de manera de asumir nuevos compromisos de cara al 2021 para reforzar la seguridad y protección en materia de salud tanto de sus familias como de sus compañeros de trabajo.

Anuncio

Al respecto, el presidente de la CChC Coyhaique, Manuel Suazo, expresó que “el 2020 fue un año particularmente complejo que a todos nos va a marcar de alguna u otra manera; lo que sucedió con la llegada de la pandemia fue extraordinario partiendo por aprender a distanciarnos y asumir una nueva forma de relacionarnos”.

En esa línea, Suazo sostuvo que el objetivo de la actividad “fue conocer de cerca el sentir de los trabajadores en cuanto a sus esperanzas y temores. En definitiva, se trató de abrir los espacios y dialogar en función de continuar por la senda del extremo cuidado y prevención ante el Covid-19. Además, este tipo de instancias sirven para reconocer, agradecer e incentivar el grado de compromiso demostrado por los trabajadores frente a la amenaza de un eventual contagio, lo cual va de la mano con el cumplimiento del Protocolo Sanitario, ya que la solución es responsabilidad de todos”.

Por su parte, uno de los jornales de la constructora LyD que trabaja en la obra de Balmaceda, Julio Melehuechun, valoró la jornada de reflexión impulsada por la CChC “porque ayuda a reanimar el estado de ánimo de los compañeros en tiempos difíciles”, agregando que “hay que seguir luchando y cuidándose por la familia. Esperamos que haya una pronta solución para terminar con la pandemia y así volver hacer una vida normal”.

Cabe mencionar que la industria de la construcción goza actualmente de una tasa promedio de contagio en obra 35 veces menor que el promedio nacional.