Cambios a indemnización por años de servicio se postergaría por poca viabilidad política

0
248

El proyecto del gobierno contempla el pago de la indemnización a todo evento; medio mes por año con tope de 11 años y que el monto acumulado sea heredable.

Durante la primera quincena de marzo el gobierno presentará un paquete de proyectos bajo el paraguas de la Modernización Laboral (Reforma Laboral). Uno de estos proyectos es el que incorporaría cambios a la indemnización por años de servicio, sin embargo, el gobierno echaría pie atrás para presentarlo en esa oportunidad y lo postergaría por la poca viabilidad política que hay.

En entrevista con PULSO, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, ya había adelantado que era el único tema en donde no había una definición concreta respecto a su presentación al Congreso.

“Este es el único tema que no está definido (…) Lo estamos evaluando, hemos escuchado a distintos actores y no hemos tomado, con el Presidente, una decisión definitiva si incorporarlo ahora en el proyecto”, dijo la autoridad hace una semana aproximadamente.

Según comentan desde el gobierno, la decisión final respecto al tema la tomará el Presidente Sebastián Piñera a inicios de marzo. La decisión no apunta a desechar esta iniciativa, sino que a presentarlo más adelante, ya que hoy no habría viabilidad política para aprobarla.

De hecho, la propuesta del gobierno estaba contemplada en la reforma que se iba a presentar el 25 de enero pasado, pero dado el cambio de fecha, ésta fue nuevamente evaluada.

Ello, porque tanto parlamentarios de la oposición como la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) han rechazado, de antemano, cualquier cambio que se haga al mecanismo actual.

Ante este escenario, desde el Ejecutivo ven que tal iniciativa podría obstaculizar la tramitación de los otros proyectos a presentar en marzo como son la flexibilidad de las jornadas de trabajo; la modernización de la Dirección del Trabajo y del Sence y las modificaciones a la reforma laboral de la ex Presidenta Bachelet, entre otras.

Esta materia tomó relevancia cuando a principios de noviembre, la mesa de Desarrollo Integral, convocada por el Ejecutivo, propuso perfeccionamientos al mecanismo y como contraparte “un subsidio de desempleo más generoso, mejorando la cobertura y protección de los trabajadores, sin afectar los incentivos a la generación y a la búsqueda de empleos”.

Esto se sumó a las declaraciones del ministro del Trabajo, a fines del mismo mes, cuando anunció los eventuales cambios, entre los que se estaba considerando que fuera a todo evento (por denuncia o renuncia).

Y, posteriormente, las sugerencias realizadas por la mesa técnica para la Modernización Laboral que, sin consenso, sugirió cambios para los contratos futuros.

Proyecto del gobierno

Pese a la decisión que se tomará en las próximas semanas, desde el gobierno defienden la iniciativa, ya que dicen que “traerá mucho más beneficios para los trabajadores”.

De hecho, dentro de los argumentos se señala que según el Foro Económico Mundial, Chile ocupa el lugar 112 entre 137 países. Considerando el período de aviso y el monto pagado por indemnización, el costo de despedir a un trabajador con cinco años de antigüedad en Chile es de aproximadamente 26 semanas de salario, mientras que el costo promedio de los países OCDE es de 14 semanas .

Actualmente, la indemnización por años de servicio se paga sólo cuando el trabajador contratado es despedido por necesidades de la empresa. La iniciativa del gobierno propone que sea a todo evento, es decir, por cualquier causal de despido o renuncia del trabajador.

Además, contempla que se pague medio mes por año con tope de 11 años (hoy es el mismo tope y un mes de sueldo por año de servicio). Pese que este punto podría generar un retroceso, desde el Ejecutivo destacan que le correspondería al trabajador desde el primer mes de contratado y no desde el mes 13, como ocurre en la actualidad, lo que generaría mayor rentabilidad al trabajador, porque el empleador estaría obligado a realizar la reserva mensual por indemnización.

A esto se suma que la indemnización sería heredable, algo que hoy no está considerada en la ley.

Ahora, esto sería para contratos futuros, no para los actuales, donde el trabajador en acuerdo con el empleador decidirá a cuál sistema adherirse. Si escoge el alternativo y se arrepiente, el trabajador después de un año y de manera unilateral, podrá cambiarse de sistema.

Autor: Pía Toro M.

Fuente: latercera.com