Carabinero condenado por fraude deberá devolver más de 530 millones de pesos al Fisco

El 24° Juzgado Civil de Santiago acogió la demanda de perjuicios presentada por el Fisco en contra del exteniente coronel de Carabineros Mauricio Arturo Saldaña Vidal, y le ordenó restituir más de 530 millones de pesos, monto malversado en el caso denominado “Fraude en Carabineros”.

La magistrada Patricia Ortiz von Nordenflycht acogió la demanda al considerar que se probó el daño patrimonial que causó el exoficial a las arcas fiscales, condenado en calidad de autor de los delitos consumados de malversación de caudales públicos y lavado de activos, entre el 17 de julio de 2014 y el 24 de noviembre de 2015.

La resolución

En la resolución se señala que «el demandado es responsable por su calidad de autor de los delitos cometidos y, por tanto, participante directo de la malversación de fondos fiscales», agregando que el monto es superior a los 588 millones de pesos.

El documento indica que el demandado «ha reconocido haber efectuado los ilícitos penales, en forma voluntaria, debiendo presumirse dolosa dicha actuación, ya que no puede dársele credibilidad a su razonamiento, de no conocer que su participación era respecto de un hecho ilícito, menos aún, considerando la calidad de ex funcionario de Carabineros que él tenía».

Organización criminal

Según lo informado, entre 2006 y 2007, funcionarios públicos adscritos a distintos estamentos y departamentos de Carabineros de Chile, formaron una organización criminal para sustraer caudales públicos de la institución.

Además, se señala que imputados se aprovecharon de sus conocimientos y cargos, habiendo intervenido en los hechos junto a civiles, quienes facilitaron los medios para concretar la sustracción del dinero.

El condenado realizó maniobras que permitieron desvincular de forma progresiva el dinero. Los actos de lavado de dinero realizados consistieron en giros, desde las cuentas receptoras, totales o parciales, manteniendo una comisión por facilitar su cuenta bancaria; entregar o distribuir dineros a distintos miembros de la organización, con cheques firmados en blanco, depósitos, ó transferencias, entre otros.