Carlos Montes: El Gobierno quiere presionar con ley corta de pensiones

  • El senador socialista aseguró en Cooperativa que el proyecto se tardó más de un año y medio, porque hará que sectores económicos «pierdan beneficios».
  • Por lo demás, indicó que el Ejecutivo mantuvo el IFE «por razones básicamente electorales».

    Carlos Montes (PS), integrante de la Comisión de Hacienda del Senado, estimó que la ley corta de pensiones impulsada por el Gobierno, y que ingresará con discusión inmediata a la Cámara de Diputados, es una medida de presión desde el oficialismo.

    «El Gobierno quiere forzar o presionar», planteó el parlamentario en Lo que Queda del Día, por cuanto «este proyecto pudo ser presentado en diciembre de 2019, porque ahí subimos significativamente -producto de toda una negociación a propósito del Presupuesto- las pensiones básicas solidarias», y fue entonces que la oposición planteó pasar el Pilar Solidario del 60 al 80 por ciento.

    Para el senador socialista, la iniciativa «tardó en presentarse porque hay sectores económicos que pierden beneficios (…) muchos de los cuales no se justifican en absoluto», como por ejemplo, «que el IVA a la construcción no se pague en un 65 por ciento, que en un tiempo iba a cualquier valor de vivienda, y hoy día está hasta 4.000 UF, la verdad es que se presta para todo tipo de abusos, y además son 700 millones de dólares que no siempre se aplican al precio».

    Por ello, si bien no anticipa un rechazo al proyecto, sostuvo que «lo lógico sería incorporar cuestiones como el aporte patronal, que quede en la ley y que se empiece a materializar una vez que vayamos saliendo de la crisis, pero incorporar algo de perspectiva. El país tiene que cambiar su modelo previsional, no solo subir los más bajos, sino que dar señales de que vamos en una dirección de un cambio más estructural».

    GOBIERNO MANTUVO EL IFE «POR RAZONES ELECTORALES»

    Por otra parte, respecto a la compleja situación económica que enfrenta el país al mantener una gran cantidad de beneficios en tiempos de recuperación, Montes reflexionó que «buena parte de los problemas que hoy día tenemos (surgen porque) el Ejecutivo no se puso los pantalones«.

    «Lo que debió haber hecho a partir del mes de octubre fue mantener la línea de bajar el IFE gradualmente -que es lo planteado para este mes de septiembre-, y paralelamente ir incrementando los apoyos para empleos y actividad económica», y en cambio, «por razones básicamente electorales desde distintos sectores, mantiene lo que había y plantea un gasto muy alto en octubre y noviembre, algo que sin duda las familias necesitan, pero pudo ser de otra manera».

    En definitiva, el legislador observó que «tuvimos que subir la tasa de interés porque el Ejecutivo estaba en un ritmo de aumento del gasto de una presión fiscal que estaba generando problemas de distinta naturaleza en la economía (…) O sea, el Gobierno hasta el final está dando tumbos sin una línea coherente«.

    Fuente: cooperativa.cl