Caso Karina Oliva: Carabineros allanó sede del Partido Comunes

  • La policía uniformada, en primera instancia, concurrió hasta la casa de Oliva en el Barrio Yungay, sin embargo, la hoy candidata a senadora no estaba en el lugar.
  • «La idea es tratar de tener la mayor cantidad de antecedentes para acreditar o no los hechos delictivos», puntualizó la Fiscalía Metropolitana Sur.
  • En la tienda acusaron «aprovechamiento» y criticaron una actuación «desproporcionada».



    Carabineros llegó hasta las dependencias del Partido Comunes, en el Barrio Concha y Toro en Santiago Centro, para realizar un allanamiento en el marco de la investigación a la fallida campaña de Karina Oliva para la gobernación de la Región Metropolitana.

    La policía uniformada, en primera instancia, concurrió hasta la casa de Oliva en el Barrio Yungay, sin embargo, la hoy candidata a senadora no estaba en el lugar.

    Para esa diligencia no había orden judicial y «era solamente una solicitud voluntaria, sin embargo, no la encontramos en el lugar, y en ese sentido se pidieron las autorizaciones judiciales respectivas», precisó el persecutor Milibor Bugueño, de la Fiscalía Metropolitana Sur.


    Debido a ello, se instruyó a Carabineros a acudir a la sede del partido, con una orden de entrada y registro emanada desde el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago.

    «La idea es tratar de tener la mayor cantidad de antecedentes para acreditar o no los hechos delictivos y la participación de determinadas personas», dijo Bugueño, que no aclaró si hubo incautación de documentos u otros elementos.

    No obstante, imágenes muestran a efectivos llevándose varias bolsas llenas con hojas.

    MOLESTIA EN EL PARTIDO POR «MÉTODOS» DE CARABINEROS

    Militantes de Comunes cuestionaron los métodos que utilizaron las unidades OS-7 y el GOPE de Carabineros para ingresar a la sede: acusaron que los uniformados botaron la reja, patearon la puerta y estaban fuertemente armados.

    Asimismo, que se enteraron por televisión del operativo, aseguró Camila Quiroz, concejala de Maipú. «Es inaceptable», deploró, asegurando que «como partido y militantes de base nos hemos puesto a disposición y hemos salido a condenar cualquier cosa de que sea condenable».

    «Estamos abiertos a la investigación, pero creemos que aquí hay un aprovechamiento también de parte del Estado, nunca hemos visto un operativo de esta magnitud en la UDI ni otros casos iguales o peores, incluso comprobados», comparó.

    También llegó a las dependencias Carolina García, vicepresidenta de Comunes. «Estamos acá luego de una acción que consideramos desproporcionada de parte del GOPE», criticó, asegurando asimismo que «no fuimos notificados ni nadie de la directiva de que iba ocurrir esta acción, que nos parece injustificada», y recalcó que han tenido toda la voluntad para que se realice esta investigación, tanto del Frente Amplio, como de Apruebo Dignidad.

    Estas diligencias se enmarcan en la indagatoria de oficio que el fiscal metropolitano sur, Héctor Barros, lleva adelante por un posible caso de fraude de subvenciones en la declaración de gastos de la fallida campaña anterior de la politóloga, tras el reportaje de Ciper que dio a conocer abultados pagos a su equipo asesor.

    De acuerdo con el reportaje, elaborado con base en el registro del Servicio Electoral sobre gastos de campaña, siete asesores de la fallida candidatura del Frente Amplio -todos militantes de Comunes- presentaron boletas por un total de 137 millones de pesos.

    Esta jornada el presidente del Consejo Directivo del Servel, Andrés Tagle, consideró que la Fiscalía se «apresuró» en abrir, de oficio, una indagatoria penal. Además, analizó que la publicación periodística «mezcla la primera vuelta -que ya está aprobada- con datos de la rendición de la segunda vuelta, que está pendiente en el Servel, y muchas de las cosas de ese reportaje, unos eventos y desayunos, se refieren a la segunda vuelta», apuntando que el análisis del balotaje «se va a hacer en el futuro, por lo tanto, las cifras para nosotros no son las mismas que se están diciendo».

    Sí reconoció la gravedad de nuevos antecedentes relativas a que presuntamente «habría pagos anteriores a la campaña, que obviamente eso es incorrecto, eso está fuera de lugar, y que se habría hecho a través de una persona cobrando honorarios para muchos otros, que obviamente eso es una cosa improcedente».

    A raíz de este caso, el candidato presidencial de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, retiró su respaldo a la candidatura senatorial de Oliva, decisión a la que se sumaron su partido, Convergencia Social, Revolución Democrática y el Partido Comunista; mientras que Comunes dejó en libertad de acción a sus militantes en torno a su voto por la senaduría de Santiago, y su Tribunal Supremo le suspendió la militancia a Oliva y a los otros asesores cuestionados.


    «Como partido, como Frente Amplio y Apruebo Dignidad fuimos tajantes desde el primer momento en que íbamos a colaborar con la investigación; nuestro Tribunal Supremo también está llevando un proceso interno y los militantes involucrados en la denuncia de Ciper están suspendidos», subrayó García, vicepresidenta de la tienda.

    Fuente: cooperativa.cl

Deja un comentario