Castro será puerto de acceso a Región de Los Lagos por parte de barcazas subvencionadas de Aysén

  Decisión se fundamenta en que movilizaciones por las zonas contiguas del sector pesquero,  han puesto en riesgo la continuidad y seguridad de las maniobras en Quellón. Castro será la puerta de entrada a la región vecina para barcazas subvencionadas mientras perdure la contingencia.

A raíz de la discusión entre el rubro de la pesca artesanal producto de las zonas contiguas, desde el 28 de diciembre los trabajadores del rubro de la región de Los Lagos manifestaron la intención de obstaculizar las maniobras de zarpe y recalada de las naves subvencionadas provenientes de Aysén como medida de presión.

En este contexto, el recorrido de las barcazas Jacaf y Queulat cambio su itinerario reemplazando Quellón por Puerto Montt en primera instancia. Tras el desarrollo de conversaciones entre la Intendente Geoconda Navarrete y su par de Los Lagos, Harry Jürgensen, así como de representantes del gremio; se decidió retomar el itinerario original este 14 de enero con la nave Jacaf, maniobra que finalmente debió ser trasladada a Castro, dado el bloqueo de los accesos al muelle de Quellón por pescadores movilizados.

“Hemos tomado la decisión de trasladar nuestras operaciones a Castro mientras dure esta contingencia, o en otro puerto, de no existir las garantías de seguir operando en la ciudad de Castro. Llamamos a la comunidad regional especialmente a los vecinos de Guaitecas de apoyarnos en las gestiones que se están haciendo para mantener el abastecimiento y la conectividad regional”, comunicó el seremiTT, Fabián Rojas.

De igual manera, se indicó que se mantendrá el subsidio de transporte aéreo entre Melinka y Coyhaique, mientras no se afecte la accesibilidad del aeródromo de Las Guaitecas.

La autoridad de transportes manifestó preocupación por esta problemática y la práctica de restringir la conectividad marítima, dadas las implicancias que tiene para el abastecimiento, actividades productivas y el tránsito para los habitantes de sectores más aislados del litoral de Aysén.  “Estamos haciendo los esfuerzos para seguir conectando y abasteciendo a los habitantes de Melinka y de la región, pero también necesitamos el apoyo de la gente para lograr un buen resultado en este conflicto que ha traído trastornos a todo el litoral”, concluyó Rojas.