Cien Familias del Comité Ruka Kimún de Coyhaique Recibieron su Anhelado  Subsidio Habitacional

Destacando como punto principal el respeto por su cultura y sus tradiciones este domingo se realizó la ceremonia en que las cien familias integrantes del comité Ruka kimún de Coyhaique recibieron los certificados de subsidio que les permitirán seguir avanzando en el camino que los conduce hacia su soñada casa propia.

La actividad se desarrolló en la Ruka Marimán, sector Tejas Verdes, donde el Ministerio de Vivienda y la comunidad anfitriona desplegaron un minucioso protocolo de medidas preventivas en el contexto de la pandemia por Covid 19 para recibir a las autoridades, dirigentes y las familias que esperaban con ansias el momento de recibir sus carpetas.

Tras una rogativa mapuche al aire libre, las autoridades hicieron uso de la palabra, empezando por el Director del Serviu Nelson Quinteros, quien destacó la organización y el trabajo de años que prueban la fuerza de esta organización. “Si bien estos comités tienen una amplia tradición y una gran representación siempre les cuesta iniciar obras. Primero hicieron un proyecto integrado, que no se pudo terminar y nosotros los tomamos cuando estaban intentando postular. Finalmente lo lograron y nosotros hicimos todos los esfuerzos para poder materializar el proyecto. Fue difícil, lo levantamos, lo retomamos en conjunto con la Entidad Patrocinante y en definitiva logramos llegar a puerto a principios de este año. Ahora estamos a la espera de iniciar las obras, para lo cual debe licitar y realizar otras actividades, pero como ha dicho nuestro Ministro Felipe Ward este hito es importante porque ratifica y pone el sello de que este proyecto va, que vamos a poder materializarlo prontamente, así que estamos muy contentos, muy motivados porque es un proyecto que tiene hartas características especiales y los vamos a estar acompañando hasta que terminemos”, aseguró.

Por su parte la máxima autoridad de la comunidad mapuche, Elsa Canumán, se mostró emocionada al vivir este importante momento después de tantos años de perseverancia y esfuerzo. “Estoy muy emocionada con este momento, ya que este trabajo fue un trabajo fuerte y hoy con mucho orgullo podemos decir que tenemos el subsidio gracias también al esfuerzo de  las comunidades que están presentes en esta Ruka Kimún, donde se va a formar el barrio. Agradecer también a todos los que nos apoyaron en este trabajo, así que muy agradecida y a esperar que en el futuro sigamos avanzando con mucho esfuerzo y voluntad política”, manifestó.

De igual forma el Presidente del comité Ruka Kimún, Jorge Velásquez, agradeció el apoyo recibido y se mostró optimista para seguir avanzando en las etapas que vienen. “Agradecer a nuestra Ñizol acá presente porque nuestro comité no se hubiera formado si no hubiera estado bajo el alero de la Asociación Marimán. Estamos muy agradecidos, pero conscientes de que este es un paso más, ya que nos queda seguir con el Serviu para licitar y empezar así ya la construcción, con todo lo que eso significa para el futuro”, precisó.

El comité Ruka Kimún es asesorado y apoyado por el Entidad Patrocinante de la Municipalidad de Coyhaique, ante lo cual su representante, la Concejala, Ana María Navarrete, valoró el significado de la ceremonia, como parte un proceso valioso que destaca a nuestros pueblos originarios. “Ha sido muy importante este encuentro, una ocasión muy especial donde se reconoce nuestras tradiciones, la cultura mapuche y donde se entrega subsidios para cien familias que podrán vivir en comunidad, respetando el medio ambiente y con infraestructura especial. Todo lo que hemos visto ha sido muy alegre, con mucha energía, celebrando los subsidios, ya que para la gente es un logro muy importante que va a significar una nueva vida en sus viviendas, en comunidad, de una forma distinta y respetando a nuestros pueblos originarios y su cultura”, precisó.

El proyecto de viviendas para las cien familias del comité Ruka Kimún estará ubicado en el sector Escuela Agrícola de Coyhaique, colindante con la actual Villa Los Glaciares, en un lote que supera los 22 mil metros cuadrados. Allí se considera construir 14 viviendas de 46 m2, 85 viviendas de 50 m2 y una vivienda de 64 m2, además de una sede comunitaria, todo con un diseño que rescata las costumbres y ritos mapuches. En ese sentido el loteo se proyectó también con un sector de área verde, pensado para implementar un huerto comunitario, un sector de cancha de palín y un espacio para ceremonias de Guillatún.