Columna de Opinión: Juntos disminuyamos el déficit habitacional en la Región de Aysén

Alejandra Alert Rivas
Presidenta Comité Gremial de Vivienda
Cámara Chilena de la Construcción sede Coyhaique

 

 

Desde la Cámara Chilena de la Construcción sede Coyhaique y nuestro Comité Gremial de Vivienda, mantenemos una permanente preocupación y ocupación en torno a los desafíos que tiene nuestro sector en el país, pero por sobre todo en nuestra Región de Aysén.

Nuestra labor y compromiso como constructores, es ser actores relevantes en la reactivación económica regional, no sólo en la construcción de viviendas, sino que también de mejores barrios y equipamientos, colaborando para ser parte de las soluciones que se entreguen a nuestra gente, de manera que logren así, obtener su casa propia y mejorar su calidad de vida. Estamos seguros de que sí desarrollamos un trabajo conjunto con la comunidad, los entes públicos y privados, sería posible disminuir el déficit habitacional, que en nuestra región alcanza a 1743 familias, según un reciente estudio de DéficitCero y el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica.

En esa línea, como delegación regional no somos ajenos a las dificultades que el actual escenario post pandemia está presentando en todo el país. El continuo aumento en el precio de los materiales de construcción, que ya llega al 30%, la afectación que ha traído consigo a la mano de obra que se requiere para ejecutar proyectos habitacionales y la necesidad permanente de suplementar el valor de construcción de la vivienda, porque el subsidio asignado no alcanza a cubrir los costos de ésta, son los temas que hemos estado planteando estos últimos meses a las diversas autoridades regionales, tanto de gobierno como parlamentarias y también nacionales.

Destacamos y valoramos, sin duda, los recientes anuncios realizados en lo que concierne al aumento de presupuesto ($56 mil millones de pesos) para atender a la demanda habitacional regional, pero creemos que para concretar proyectos habitacionales que beneficien a las familias y a que además generen actividad en nuestro rubro, ayudando en parte a la reactivación económica local, se deben atender las actuales externalidades negativas, actualizando no sólo los valores de los proyectos a licitar, sino que también descentralizando las evaluaciones y aprobaciones de los proyectos. Las familias necesitan resolver lo antes posible su necesidad de vivienda y los actuales plazos desde que se desarrolla un proyecto, se postula, se evalúa, se construye y se entrega son demasiado largos para ellos; algunas familias han visto crecer a sus hijos esperando su vivienda y otros adultos mayores no han podido esperar tanto. Ahí nuestro compromiso, estamos disponibles y atentos para ser parte activa de esta reactivación económica y social de nuestra región Aysén.

Deja un comentario