CONAF Aysén presentó recursos para prevenir y combatir incendios forestales en la región

Junto con las brigadas, destaca la tecnología que permite monitorear estos siniestros

Con la finalidad de presentar los recursos que están disponibles para la protección contra incendios forestales, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) dio inicio al periodo de mayor probabilidad de ocurrencia de incendios forestales 2021-2022. La actividad se realizó en la base de brigada Ñire 4 y contó con la presencia de autoridades regionales e instituciones colaboradoras en la protección contra incendios forestales.

Dentro de los recursos disponibles para esta temporada en Aysén, CONAF tiene  un plan operativo que contempla la contratación de 14 brigadas a lo largo de toda la región, cuya cobertura territorial va desde La Junta hasta Villa O´Higgins. El funcionamiento de la Central de Coordinación Regional y una brigada de contingencia conformada por personal técnico del departamento.

En la oportunidad la Delegada Presidencial Regional, Margarita Ossa Rojas, junto con valorar la disponibilidad de recursos para la temporada de incendios, realizó un llamado a la comunidad a colaborar en prevención.

“Lo que hemos podido conocer junto a CONAF es un momento histórico, porque se han puesto recursos en infraestructura en la habitabilidad de las bases de brigada que son fundamentales para combatir los incendios forestales. También conocimos la tecnología que tenemos disponible  como estos 2 vehículos que nos permiten monitorear y combatir los incendios. Estamos muy contentos porque hay una cordinación constante entre instituciones esta temporada, en la que esperamos que no ocurran incendios, pero debemos estar preparados. También hacemos un llamado a la ciudadanía a colaborar en la prevención y no lamentemos daños en el medioambiente  y en los/as ciudadanos/as”, señaló la Delegada Presidencial.

Cabe señalar, que dentro de la tecnología con que se cuenta, están los 2 vehículos todo terreno de alto estándar: el PC CODE que cuenta con espuma y gel retardante y cumple funciones de primer ataque principalmente en zonas de interfaz (urbano/rural) y el vehículo PC GOLN (Puesto de Mando) que está equipado con pantallas, computadores y sistemas de comunicación satelital que permitirán una coordinación fluida con la central. Asimismo, está habilitado un sistema automático de detección remota de incendios forestales en Cochrane y la Reserva Nacional Coyhaique. Este sistema es tecnología alemana y está a la vanguardia en detección temprana de incendios forestales a nivel mundial, ya que cuenta con un sensor que detecta columnas de humo las 24 horas del día.

Como lo explica el director regional de CONAF, Andrés Bobadilla Labarca,  los  “recursos asociados a los combates de incendios forestales son fundamentales y es por eso que contar con un vehículo de emergencia que permita el monitoreo y la coordinación constante con la central de operaciones, para ir evaluando el avance de los incendios forestales y proyectar el ataque para su control. La comunicación también es crucial sobre todo en áreas remotas y de difícil acceso como las que encontramos en la Región de Aysén. Cabe destacar que se está trabajando la segunda etapa del proyecto para incorporar cámaras en la localidad de La Junta y Chile-Chico, además de un Dron de amplio espectro  que permitirá coordinar de mejor manera las acciones de prevención y combate de incendios forestales en nuestra región”.

Por su parte, el Seremi de Agricultura, Felipe Henríquez Raglianti, señaló que “desde el Ministerio de Agricultura estamos trabajando en toda la región junto  ONEMI para llevar un mensaje a las organizaciones productivas sobre las adaptaciones que tienen que hacer para enfrentar el cambio climático e informando sobre el uso del fuego. Estamos comunicando a los productores que este año se adelanta la prohibición del uso del fuego y solicitándoles que se hagan parte de la prevención”.

Finalmente, es importante destacar que el proyecto que mejora la habitabilidad de las bases de brigada tiene una inversión superior a los 180 millones de pesos y su objetivo es brindar óptimas condiciones a los brigadistas para realizar de mejor manera sus funciones de prevención y combate.