Derrumbe en Aysén arrasa 1 km de camino y preocupa su efecto en el turismo de la zona

0
407

Operadores del rubro urgen una pronta rehabilitación de la vía, que ha permitido un aumento de los visitantes, pero el MOP aclara que ello no será posible antes de 45 días. 

Una gigantesca remoción en masa de unos 400 mil m {+3} , que bajó por una ladera arrastrando rocas, hielo, nieve, tierra y troncos, bloquea desde el sábado pasado unos mil metros del camino que conecta Puerto Tranquilo, desde la Carretera Austral, con Bahía Exploradores, junto con obstaculizar el flujo del río Norte.

El seremi del Ministerio de Obras Públicas (MOP), en Aysén, Néstor Mera, reconoce que se trata de “una situación compleja” y anticipa que no hay un plazo definido para el despeje. “No podemos ingresar maquinaria. Tenemos una laguna que hay que drenar, pero no hemos llegado por tierra. Mañana entra un equipo en kayak, por el mar, para evaluar cómo vamos a vaciar la laguna”, explica.

Solo esa faena podría tomar no menos de cuatro a seis semanas, asegura, porque además hay que rearmar el curso del río, “que se perdió”.

Preliminarmente, el origen del aluvión pudo ser el desprendimiento de la lengua de un glaciar, dice Mera, quien recuerda que se trata de una zona frágil, donde de vez en cuando se producen fenómenos de esta naturaleza. “Perdimos un tramo importante del camino. Eso tiene que hacerse de nuevo, encima de los restos del aluvión”, añade.

Aunque diez personas viven del otro lado del camino cortado, solo dos decidieron salir de la zona. Los demás reportaron que están en buenas condiciones y no tienen problemas de provisiones, explicó la intendenta de Aysén, Geoconda Navarrete.

Asimismo, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) confirmó que el parque nacional sigue abierto, porque tiene acceso por mar desde Puerto Chacabuco hacia la laguna San Rafael.

Los más afectados por la interrupción del camino son cerca de una docena de operadores turísticos que llevan visitantes por el día a la laguna desde Puerto Tranquilo, quienes anoche exponían su situación a las autoridades en una reunión en la localidad. “Es un gran golpe para el turismo en Aysén, similar a si en La Araucanía ocurriera una erupción en el volcán Villarrica”, comenta Emilia Astorga (36), operadora turística de Puerto Río Tranquilo. “Fue de tal magnitud que se desaguó el lago de un glaciar que está arriba”, agrega.

La mujer lamentó que “desde el sábado hasta hoy he tenido que reembolsar $3 millones de reservas que tenía para estos días”, recordando que entre noviembre y marzo lleva unas 1.500 personas a la laguna.

Edita Poblete (55), dueña de un minimarket en Puerto Río Tranquilo, reconoce que el desprendimiento tendrá un impacto en el pequeño pueblo. “Ha sido brusca la baja de gente que va a los hielos, y se ha notado en las ventas”, agrega.

Tamara Ulrich (47), expresidenta de la Cámara de Turismo de Puerto Río Tranquilo, cifra en cerca de 200 los puestos de trabajo que se verán afectados, entre operadores turísticos y servicios anexos. “En Río Tranquilo, famoso por sus cavernas de mármol, el 80% de sus cerca de 600 habitantes está vinculado al sector”, indica.

”No podemos ingresar maquinaria. Tenemos una laguna que hay que drenar, pero no hemos llegado por tierra”. NÉSTOR MERA, seremi MOP de Aysén.

”Desde el sábado hasta hoy (ayer) he tenido que reembolsar $3 millones de reservas que tenía para estos días”. EMILIA ASTORGA, operadora turística de Puerto Tranquilo.

 

Soledad Neira y Claudio Cerda
Nacional
El Mercurio