Dirección del Trabajo suspendió labores de empresa por mantener a trabajadora embarazada laborando en malas condiciones en plena ruta

  • Fiscalización a una obra de mantención de ruta a cargo de la Inspección Comunal del Trabajo de Cisnes detectó también malas condiciones de higiene y seguridad que afectaban a otros trabajadores.

Una empresa que realiza trabajos de mantención en la ruta X-25 que une el cruce de ruta 7 -Carretera Austral- con la localidad de Villa La Tapera, vio suspendidas sus labores durante 10 días luego de que la Inspección Comunal del Trabajo de Puerto Cisnes comprobara la inadecuada asignación de tareas a una trabajadora embarazada y malas condiciones de higiene y seguridad, que la afectaban a ella y a otros trabajadores.

 

La determinación afectó a la empresa Áridos y Transporte La Fisca Ltda., que ejecuta trabajos en el sector Cuero Bayo, unos 15 kilómetros pasados Villa La Tapera, y que fue objeto de una denuncia por malas condiciones de trabajo.

 

La fiscalización efectuada el 7 de julio comprobó que una trabajadora, con un embarazo de cinco meses, prestaba servicios de “banderera”, expuesta a bajas temperaturas y sin traje térmico ni caseta donde ponerse a resguardo.

 

Asimismo, la faena no contaba con agua potable para consumo humano y el baño químico estaba en muy malas condiciones sanitarias y no apta para su uso. Además, la retroexcavadora con la que se hacía la mantención del camino carecía de vidrio parabrisas, el que se había roto días atrás y no había sido repuesto.

 

Ante ello, el fiscalizador suspendió la faena y los cinco trabajadores involucrados en ella (cuatro jornales y un operador de retroexcavadora) se retiraron a sus domicilios particulares. Posteriormente, en la localidad de Villa Amengual, se notificó de la suspensión al representante de la empresa.

 

Finalmente, ante la ausencia de documentación laboral en el lugar fiscalizado, se requirió a la empresa la posterior presentación de contratos de trabajo, registros de asistencia, comprobantes de pago de remuneraciones y entrega de elementos de protección personal.

 

La medida de suspensión se mantuvo hasta este viernes 17 de julio luego que la empresa acreditó la corrección de las infracciones detectadas: reasignación de funciones de la trabajadora embarazada y corrección de las malas condiciones de higiene y seguridad.

 

La directora regional del Trabajo, Victoria Sierra, explicó que “la empresa debió mantener suspendidas sus labores durante diez días por no cumplir con las condiciones de higiene y seguridad mínimas en dicha obra y mantener a una trabajadora embarazada en tareas perjudiciales para su salud, dado su estado; solo levantamos la medida este viernes recién pasado cuando uno de nuestros fiscalizadores acudió a la faena y comprobó que todas las infracciones habían sido corregidas”, detalló la directora.

 

A su vez, la Seremi de Trabajo y Previsión Social, Andrea Ponce, destacó el rol fiscalizador de la Dirección del Trabajo e insistió en el deber de los empleadores, “Es inaceptable que a una trabajadora embarazada la tengan en labores a la intemperie, en nuestro invierno aysenino, donde sabemos las bajas temperaturas que existen, donde no había una caseta para resguardarse, sin ropa adecuada, con un baño químico en malas condiciones y arriesgando su salud y su embarazo. Esto no puede ocurrir. Hay que ser tajantes respecto que hay una responsabilidad por parte de los empleadores de cuidar la seguridad y salud de sus trabajadores, y no deben esperar a que se les fiscalice para entregar condiciones dignas. El compromiso del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, y de la Dirección del Trabajo, por garantizar los derechos de los trabajadores y trabajadoras seguirá firme. Pido a los trabajadores y a las personas de la comunidad que sigan denunciando si ven a alguien trabajando en condiciones que no son las adecuadas. Así también, insto a los empleadores a cumplir con la ley existente y a realizar las consultas pertinentes si es que tienen dudas para orientarlos, ya que vuelvo a reiterar, que seguiremos fiscalizando”, enfatizó la autoridad del Trabajo.

 

La Dirección del Trabajo fiscaliza materias de higiene y seguridad respaldada en el artículo 184 del Código del Trabajo que impone a los empleadores la obligación de proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores.