Economía se toma debate y Sebastián Piñera sale a defender sus resultados

0
127

La discusión económica también cruzó el Comité Político ampliado de ayer, donde el titular de Hacienda, Felipe Larraín, expuso las ventajas que muestra la actividad en contrastre con la administración anterior. Pese a ello, en el oficialismo hay inquietud por la ofensiva de la ex Nueva Mayoría.

Fue el gran tema de la campaña de Sebastián Piñera dadas las magras cifras de la administración saliente: recuperar el crecimiento, que promedió apenas 1,7% en los 4 años anteriores, para elevarlo a un promedio en torno a 3,8% (según el último Informe de Finanzas Públicas) y la confianza.

Luego de un primer semestre que promedió 4,8%, la segunda mitad del año inició con un aterrizaje: el tercer trimestre creció sólo 2,9%, con septiembre como el más bajo del año. Y aunque 2018 está jugado que crecerá en torno a 4%, lo que viene para 2019 es más modesto.

Ayer, la Encuesta de Expectativas del Banco Central recortó por segundo mes consecutivo la estimación 2019 desde 3,7% a 3,5%. Si bien la cifra sigue siendo superior a lo que se registró en el gobierno anterior, diversos personeros de la oposición salieron a cuestionar la performance económica que el gobierno está teniendo, cuestionándolos por lo que calificaron de promesa incumplida, principalmente, en materia de empleo.

Es más, el presidente del Senado, Carlos Montes (PS) señaló en La Tercera que “este frenesí de reformas responde a la debilidad del gobierno en materia económica”. Esto, sumado a los dichos de otros técnicos de la Nueva Mayoría como Rodrigo Valdés y la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, encendieron las luces de alerta y escaló el conflicto a La Moneda.

En el oficialismo destacan que al consultarse en la encuesta Cadem sobre cuáles son las razones por las cuales se aprueba a Piñera, la economía sigue siendo el principal atributo, de manera paralela la percepción del crecimiento bajó de un 40% a un 37%.

Toda esta ofensiva de la oposición hizo que el propio Presidente Sebastián Piñera saliera a enfrentar las críticas enumerando una serie de datos sobre la marcha de la economía.

“Quiero a los críticos decirles que les vamos a enviar un paquete de pasas, para que refresquen la memoria, porque cuando hacemos el balance objetivo del año 2018, me puedo comprometer que hemos cumplido los compromisos”, dijo el jefe de Estado. De esta forma, ratificó sus compromisos de campaña.

“Nuestra economía va a crecer en torno a 4% este año. En términos per cápita, eso significa 4 veces más de lo que crecíamos en el gobierno anterior y estamos a la cabeza de los países de América del Sur” y agregó que “vamos a crear este año en torno a 160 mil nuevos empleos.

leos estables y eso es mucho más de lo que veníamos creando en los años anteriores”.

Si bien esa es la meta para este año, lo cierto es que de acuerdo al INE, se han creado 42 mil nuevas plazas laborales, mientras que si se consideran los datos administrativos reflejan una cifra muy superior totalizando 222 mil empleos con contrato (ver nota relacionada).

En el oficialismo reconocen que el tema se viene arrastrando hace meses y que también quedó evidenciado la semana pasada en la encuesta Criteria, en la que el Mandatario disminuyó su aprobación en 11 puntos durante octubre.

El problema “económico” también cruzó el Comité Político ampliado de ayer. En dicha instancia, el titular de Hacienda, Felipe Larraín, destacó en una minuta que “no era correcto afirmar que la economía esté decepcionando las expectativas, sino todo lo contrario.

Hace un año, los analistas que responden la Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central esperaban que la economía en 2018 creciera 3%”. Asimismo, mencionó que “la calidad de los empleos que crea la economía está mejorando y los salarios crecen en un entorno de inflación baja y estable”.

De todas formas, los presentes en la cita dicen que los dirigentes de Chile Vamos manifestaron su inquietud, porque la oposición apunta a “atacar la línea de flotación del gobierno”. Al término de la reunión, el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, señaló que “el crecimiento junto con ser un desafío técnico es también un desafío político”.

En tanto, Mario Desbordes presidente de RN añadió que pese a que “el gobierno actual tiene cifras infinitamente superiores a los de Bachelet, se debe trabajar más para que la gente lo perciba”.

Fuente: elpulso.cl