En General Carrera avanza el innovador proyecto que producirá el vino más austral del mundo

Este viernes, la gobernadora provincial Vanessa Vásquez visitó uno de los primeros viñedos que se están instalando en Chile Chico gracias a la iniciativa impulsada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y ejecutado por INIA TamelAike.

A principios de este milenio en Chile Chico se exportaron las primeras cerezas locales hacia Europa, hoy, 20 años después, esta fruta se ha convertido en el emblema de la ciudad, apareciendo en monumentos, fiestas y cocktails, además de entregar empleo e ingresos locales sostenibles en el tiempo.

Anuncio

Esta mirada de largo plazo busca ser replicada con la iniciativa de FIA “Vitivinicultura de interés eno turístico en la Patagonia Occidental de la Región de Aysén”, el cual busca la ampliación de las fronteras de cultivo de la viticultura chilena, hacia zonas más australes producto del cambio climático, particularmente en las comunas de Río Ibáñez y Chile Chico.

Este viernes la gobernadora provincial de General Carrera, Vanessa Vásquez, junto al representante de FIA para la región de Aysén, Leonardo Russo, llegaron hasta el campo de Esteban Milovic en Chile Chico quien es uno de los dos asociados que está plantando las vides para la producción de vino Pinot Noir y Chardonnay en General Carrera.

En el lugar se verificaron las actividades de manejo de formación de la planta, además del remplazo de parras como también plantar las que faltaron para completar el numero indicado en el proyecto ejecutado por el INIA.

Esteban Milovic, quien también fue el primer agricultor en exportar cerezas, comentó que “yo creo que es una gran oportunidad que nos da FIA y el INIA de probar con este nuevo cultivo para la zona, porque es un cultivo de gran tradición en Chile (…) si pudiéramos ampliar esa frontera hasta Chile Chico, yo creo que sería muy interesante para los productores que estamos acá”, además comentó que espera lograr un vino de máxima calidad con un nivel sostenible en el tiempo.

Por su parte la Gobernadora Vanessa Vásquez comentó que “Chile es un gran exportador de vino y para el marketing sería una súper buena venta llegar con el único vino creado en la Patagonia desde su inicio hasta su embotellamiento, por lo tanto, para nosotros resulta bastante beneficioso poder generar estas nuevas fuentes de empleo, generación de nuevas economías locales y esperamos que rinda prontamente frutos” a lo que agregó que “Para el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera siempre se ha visto a la agricultura como un foco económico importante y esto es lo que se está iniciando y fomentando a través de estas inversiones locales”.

Finalmente el representante de FIA para la región de Aysén, Leonardo Russo, resaltó que “uno de nuestros principales objetivos es la adaptación al cambio climático y este tipo de cultivos, desarrollándose en zonas tan extremas es una importante innovación para el rubro vinos” a lo que sumó que “tenemos mucha expectativa, el año pasado después de que se realizara la primera plantación tuvimos la presencia de fruta, llegó a la maduración adecuada (…)Todas estas cosas nos dan un fuerte empuje para poder seguir impulsando este proyecto”

Las expectativas están puestas para 2022 tener la primera producción de vinos locales en Chile Chico y Puerto Ingeniero Ibáñez, generando de esta manera un precedente vitivinícola para Chile, ampliando las fronteras, posibilidades y también un nuevo terroir que se suma a la oferta que entrega el país.

Anuncio