Estudiantes de escuela Despertar inician acciones en base al compostaje y Vermicompostaje

Cuentan con el apoyo y asesoría de Empresas Bahamonde, quienes facilitaron una cantidad importante de humus y lombrices californianas. Los jóvenes buscan levantar un invernadero en su taller laboral de jardinería

 

Jóvenes del taller laboral de jardinería de la Escuela Despertar de Puerto Aysén, han iniciado las primeras acciones para crear un huerto y un invernadero escolar, donde participan permanentemente y de manera muy entusiasta.

Para realizar las primeras actividades se contactaron con Empresas Bahamonde, quienes les donaron humus y lombrices californianas para dar inicio a nuevas experiencias en la producción de plantas y verduras, mediante el compostaje y vermicompostaje.

Esto nace luego de que una profesora de la escuela participó en uno de los talleres gratuitos organizadores por la entidad privada. Luego los alumnos y alumnas del taller de jardinería visitaron el relleno sanitario para conocer en terreno la función que cumplen las lombrices.

“La profesora fue a un curso de compostaje en el cual estaba muy interesada, de ahí nos contactamos, los niños querían conocer el relleno sanitario, querían hacer curso de compostaje y nosotros estamos muy contentos, satisfechos, porque esto es algo que están aprendiendo los niños y quien sabe, se puede transformar en un oficio cuando ellos egresen del colegio, lo pueden hacer en sus domicilios o instalarse con algo para el tema del compostaje. Aquí tienen intenciones de hacer un invernadero, en el cual les dije que no había ningún problema, que cuenten con todo el apoyo de nosotros como empresa, si quieren visitar el relleno sanitario, todo lo que ellos necesiten para que tengan un mejor vivir los niños, estamos a su disposición”, manifestó Alejandro Bahamonde, propietario de Empresas Bahamonde de Puerto Aysén.

La profesora y encargada del taller laboral de jardinería, Katherine Riveros, explicó que buscan implementar un sector que se llamará “espacio del corazón verde”, para lo cual han contado con gran apoyo de la Municipalidad de Aysén, la Agrupación de Mujeres Campesinas Las Maravillas y de Empresas Bahamonde.

“El taller laboral de jardinería, tiene como objetivo este año desarrollar este espacio que se llama, espacio del corazón verde, donde vamos a tener un invernadero, una huerta, una compostera, una vermicompostera y así van en el camino apareciendo otras iniciativas. Logramos llevar a nuestros muchachos al relleno sanitario, recibimos una gran donación de humus y dos núcleos de lombrices californianas, las cuales ya implementamos en nuestra salita de clases. Y la empresa Bahamonde con la ayuda de don Alejandro han sido grandes auspiciadores y estamos infinitamente agradecidos”.

Los niños y niñas que participan del taller laboral en la escuela Despertar son los más entusiasmados con las actividades, con el trabajo a la tierra y ser los protagonistas en la producción de plantas y verduras, mediante el compostaje y vermicompostaje. Pía Rivera, una de las estudiantes que forma parte de esta iniciativa, brevemente comentó que le parece esta experiencia, “me parece muy buena y entretenida, si, muy interesante”, manifestó.

Para Empresas Bahamonde, colaborar con este tipo de iniciativas es algo muy valioso, por ello, queda instalada la posibilidad para que otros colegios u organizaciones de la comunidad puedan ser parte en los cursos de compostaje y vermicompostaje que está propiciando la entidad privada en Puerto Aysén.