“Evitemos el Suicidio Adolescente”: PDI dictó charla educativa a estudiantes del Liceo Juan Pablo II de Coyhaique

0
70

En la instancia los estudiantes de tercer año de enseñanza media pudieron conocer los mecanismos de orientación, los factores de riesgo y la destrucción de mitos en torno al fenómeno del suicidio adolescente.


En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio que se conmemora cada 10 de septiembre desde el año 2003 con el fin de fomentar compromisos y medidas prácticas para evitar los suicidios, la Policía de Investigaciones a través de la Jefatura Nacional de Delitos contra los Derechos Humanos y las Personas, dictó charla educativa a cerca de 100 estudiantes y comunidad educativa del Liceo Juan Pablo II de la capital regional.

Cabe destacar que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ubica a Chile en el puesto número 15 en la tasa de suicidios, por debajo del promedio con una tasa de 10.2 por cada 100 mil habitantes. Sin embargo, en Chile el suicidio está dentro de las primeras causas de muerte entre los jóvenes, principal punto de preocupación debido al aumento de las cifras de suicidio infanto-adolescente en el país. Así lo confirma la reciente Encuesta Nacional de Salud 2016-2017 que establece que dos de cada 10 personas en Chile tienen problemas de salud mental y 1.800 se suicidan anualmente, siendo el 20,6% jóvenes.

“Como Policía de Investigaciones sentimos que no podemos estar alejados de una temática que a nivel global ha ido, lamentablemente, en aumento. Nosotros podemos aportar por medio de campañas educativas dirigidas a los adolescentes y jóvenes, segmento donde ha aumentado este fenómeno”, señaló el comisario Oscar Maureira, de la Plana Mayor de la Jefatura Nacional de Delitos contra los Derechos Humanos y las Personas.

En ese contexto, la Policía de Investigaciones suma esfuerzos permanentes, mediante la realización de campañas y charlas educativas dirigidas a jóvenes y adolescentes de diversos establecimientos educacionales, a través del ciclo de charlas “Evitemos el Suicidio Adolescente”, cuyo objetivo es reducir los niveles de riesgos y promover factores de autocuidado en la ciudadanía para destruir los mitos en torno al fenómeno del suicidio adolescente.

Para el comisario de la Jefatura Nacional de Delitos contra los derechos Humanos, “todas las políticas públicas nacionales e internacionales apuntan que el suicidio es prevenible, en ese contexto sentimos que no nos podemos quedar fuera, por lo mismo, iniciamos hace un par de años una serie de campañas educativas enfocadas en el grupo en el que han ido aumentando los suicidios, los adolescentes desde los 15 a los 19 años de edad. En ese grupo etario es donde el suicidio es la segunda causa de muerte, después de los accidentes automovilísticos, por eso sentimos la responsabilidad que ahí podemos generar un cambio. La idea es entregar información y educar a las personas”.

“Una de las temáticas de nuestra campaña tiene que ver con entregarle las herramientas a cualquier persona que esté en condiciones de detectar cuáles son los factores de riesgo, una persona que está desanimada, que a lo mejor está en un cuadro depresivo, que está manifestando un consumo de alcohol y drogas que le está generando un problema, eso lo puede detectar un compañero de puesto, de colegio, los vecinos y no necesariamente el núcleo más cercano donde a lo mejor el joven tendría las herramientas para poderlo ocultarlo”, puntualizó el comisario Maureira.

Por su parte, la representante de la comunidad educativa, orientadora Luz María Gaete, destacó que “como liceo tratamos de cubrir diferentes aspectos que beneficien a todos nuestros estudiantes y uno es la prevención en este tema. Por ser un tema tabú es bueno que podamos conversarlo e instalarlo en los jóvenes. Contamos con psicólogos y nuestra idea es trabajar con las necesidades de ellos, ya sea con su problemática familiar y otros temas que pueden estar influenciando en su día a día”.

Los estudiantes participaron en una dinámica para reconocer los mitos respecto a este fenómeno mundial, respondiendo activamente a las afirmaciones consultadas por los detectives.

Para enfrentar este fenómeno la PDI recomienda restringir el acceso de las posibles víctimas a los medios más comunes para concretar esta acción. Asimismo, la identificación, tratamientos tempranos y seguimiento son fundamentales para conseguir que las personas reciban la atención y el apoyo que necesitan.