Exitosa apuesta docente en comunas apartadas: niños aprenden de biodiversidad en su propio espacio natural

Jardín Comunicacional Junji Aysén, "Sembrando futuro"

Utilizando el entorno local del párvulo, como un recurso educativo, el programa FIEP (Fondo de innovación Parvularia) «Explorando la Biodiversidad de la Región de Aysén Junto a mi Familia y Comunidad» aporta a la formación de niños y niñas guiándolos hacia una actitud respetuosa por el medioambiente natural, social y cultural en el que viven.

 

Un Jardín Comunicacional de la Junji es una modalidad de trabajo en la que la familia, en su propio hogar, recibe la asesoría semipresencial de educadoras de párvulos de la institución en horarios y jornadas flexibles, como una manera de llevar educación inicial a los lugares más apartados del país.

Anuncio

Un gran ejemplo se da en Aysén, donde desde 1994 existe el Jardín Comunicacional a Distancia «Sembrando Futuro», el que cuenta con un equipo de trabajo que realiza; visitas domiciliarias, programas radiales, ludoteca y encuentros pedagógicos, para que niños y niñas de localidades distantes no se queden atrás en su aprendizaje temprano. Es en este contexto que Miriam Antúnez y Valeria Navarro, encargadas del Jardín Infantil Comunicacional Junji Aysén inician, como una manera de sacar provecho a los espacios naturales en los que se encuentran las familias, un proyecto denominado «Explorando la Biodiversidad de la Región de Aysén Junto a mi Familia y Comunidad»

Para Miriam Antúnez, educadora de párvulos de jardín infantil Sembrando Futuro», esta metodología: «Es súper importante porque se considera los espacios naturales donde viven. Es un aprendizaje significativo y, por lo tanto, muy importantes para ellos, se considera el espacio como una gran oportunidad de aprendizaje. Ellos van a internalizado la protección de la flora y de la fauna de la región, van a potenciar su curiosidad y la capacidad de asombro. Las experiencias educativas también llegan a complementar los conocimientos acerca del medio ambiente que ya tienen las familias rurales»

De esta manera se favorecen los aprendizajes continuos en el medio de cada niña o niño aprovechando así la riqueza de sus espacios naturales propios y además con los que se cuenta en la región de Aysén. A través de este descubrimiento los niños y niñas van valorando de manera entretenida su entorno local; la flora, la fauna y tomando conciencia en el cuidado y protección del medio ambiente, creando conciencia ecológica en los párvulos, sus familias logrando un proceso de alfabetización científica inicial.

«Primero que todo, queremos felicitar esta gran iniciativa, en la cual el jardín comunicacional Sembrando Futuro nos representa en estas técnicas de innovación en la educación parvularia, explorando la biodiversidad de Aysén. Destacar que este es un jardín que explora nuestro extenso territorio, llegando a lugares recónditos. Este proyecto llega apoyar la formación integral de los niños y niñas en un ambiente respetuoso hacia la biodiversidad y en su entorno natural, haciendo uso de los elementos que tengan a disposición junto sus familias.  Dar la oportunidad de poder explorar el mundo, es una es una de las técnicas que, sin duda alguna, de aquí en adelante van a marcar un precedente en la educación inicial de la Junji» señaló Director Regional Junji Aysén, Rodrigo Beroiza.

En Coyhaique, Aysén, Pto. Cisnes, Lago Verde, Río Ibáñez, Chile Chico y Caleta Tortel,  niños y niñas junto a sus familias, comparten lo aprendido con muestras fotográficas, videos, exhibiciones de arte, elementos naturales que captaron su atención y así sacan sus propias conclusiones de lo observado en la exploración de su entorno, generando un dialogo entre ellos, asumiendo acciones de trabajo colaborativo que instalen en ellos conciencia de la importancia que tiene el cuidado de la naturaleza y biodiversidad del entorno en el que viven.