Familias vulnerables con acceso a internet privilegian WhatsApp como red social

Un estudio realizado por el FOSIS y el Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales a cerca de 1.500 familias del programa Familias, indagó en aspectos como el acceso al mundo digital, satisfacción con su entorno y el trato que reciben por parte del resto de la población.

 

Una mirada de cerca a la realidad de las familias más vulnerables del país es lo que permitió el estudio “Queremos Conocerte”, realizado por el Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales y el FOSIS, a 1.552 familias que participan del Sistema de Protección Social del Gobierno. El sondeo entrega señales sobre el acceso de estas personas a medios digitales y su interacción con las tecnologías, satisfacción con el entorno y servicios en sus comunas, y el trato que reciben las familias de parte del resto de la población.

 

En el primer aspecto, el 77% de los hogares del programa Familias declaró tener acceso a internet: un 50,4% de este total solo se conecta a través del celular y un 15,5% desde red fija de la casa. A su vez, un 75,1% de ellos usan su celular y un 19% un computador portátil para ingresar a la web. Esto genera distintos comportamientos en el acceso a redes sociales: mientras un 73,7% de las familias más vulnerables del país usa WhatsApp, un 52% utiliza Facebook y solo un 0,3% accede a Twitter.

 

En contraposición a lo anterior, un 21,6% de los hogares del programa Familias declaró no tener acceso a internet. Sobre las razones para no acceder a este servicio, un 23,2% aseveró que no lo hacen por el costo que significa contratarlo, y un 22,4% asegura que la razón es porque no saben o nadie les ha enseñado a cómo usarlo.

 

El Director Nacional del FOSIS, Felipe Bettancourt, destacó que “para nosotros como servicio es fundamental conocer a nuestros usuarios, para así poder responder de la mejor manera a sus necesidades. En este caso, estamos frente a la realidad de las familias del 40% más vulnerables y en esa línea hay hallazgos muy relevantes, como constatar que si bien el acceso a internet es alto, alrededor del 50% de las personas dice que necesita ayuda para realizar trámites como postular a bonos o sacar permisos temporales, pero prácticamente todos ellos (94,8%) tienen a alguien que les presta esa ayuda. Conocer este acceso y uso es fundamental para comunicarnos mejor con ellos y no olvidar a ese 23% que no tiene acceso a esta tecnología también para entregarles soluciones”.

 

La Directora Regional del FOSIS, Dominique Bräutigam, destacó que en este estudio fueron consideradas todas las regiones del país, incluyendo Aysén y además valoró que “este esfuerzo permitió enfocarnos y conocer la realidad de las familias más vulnerables del territorio, con quienes trabajamos directamente desde el FOSIS y así poder comparar las situaciones de vulnerabilidad con estudios anteriores como la encuesta Casen, identificándose así que dentro de los grupos vulnerables con que trabaja FOSIS se destacan las mujeres jefas de hogar, quienes pertenecen al grupo vulnerable de mayor presencia a nivel país. Otro punto que se ha reflejado en el estudio es la disminución de la brecha digital, ya que gran parte de las familias con quienes trabajamos están teniendo acceso a internet desde la telefonía celular.”

 

Otro aspecto que rescata la encuesta es que las familias se encuentran satisfechas con los establecimientos educacionales y jardines infantiles de su comuna. Sin embargo, las oportunidades de empleo es el tema que causa más insatisfacción entre ellas. En cuanto a su relación con su sector o barrio, la mayor satisfacción la congregan los establecimientos de comercio menor, mientras que la mayor insatisfacción es producida por la falta de espacios para personas con dificultades.

 

En cuanto al trato que reciben las familias que viven en mayor pobreza, un 66,6% menciona que nunca han sido tratadas con menos cortesía o respeto que el resto, y un 77,6% nunca ha sido tratado como si fuera menos inteligente que el resto. A pesar de haber recibido malos tratos en pocas oportunidades, cuando ahondan en las razones de por qué ha sucedido, el 16,2% cree que ha sido por estrés o mal carácter de las personas, un 5,9% por falta de estudios y el mismo porcentaje por su clase u origen social.

 

Hace 19 años, en 2002, el entonces Ministerio de Planificación y Cooperación (Mideplan) creó el programa Puente. Esto hasta 2009, cuando el acompañamiento familiar se comenzó a trabajar desde el Sistema Intersectorial de Protección Social. Tres años después, en 2012, se creó el Subsistema Seguridades y Oportunidades (SSyOO), desde el cual nació el programa Familias. Al alero del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, el programa ha enfocado su acción en aquellos núcleos familiares que viven en mayor vulnerabilidad y pobreza a nivel nacional. Más de 100 mil familias participan actualmente, y cada año, en un trabajo conjunto entre el Ministerio y el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (FOSIS), ingresan 45 mil familias nuevas al programa.