GOBIERNO IMPULSA MEDIDA “INGRESO MÍNIMO GARANTIZADO”

Desde asumido el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, el ejecutivo ha puesto sus esfuerzos por equiparar el salario mínimo de los chilenos y chilenas, consiente del impacto que puede tener en la economía y mercado nacional, de esta forma en octubre de 2018 se pasó de tener un salario de 276 mil, a 288 mil y desde marzo de este año aumentó a 301 mil.

Actualmente, como parte del anuncio de la Nueva Agenda Social, el presidente este miércoles firmó el proyecto que establece un ingreso mínimo garantizado para los trabajadores entre 18 y 65 años de $350 mil pesos. Medida que beneficiará a cerca de 500.000 trabajadores formales de jornada completa que podrán solicitar el beneficio desde el primer año de ejecución.

“Estos empeños del gobierno demuestra las intenciones que como ejecutivo tenemos de equiparar la cancha. Hoy los Chilenos demandan aumentar el salario mínimo, y con un gran esfuerzo se ha propuesto esta nueva medida de ingreso mínimo garantizado”. Señala la vocera de Gobierno, Tatiana Fontecha Bórquez.

De esta forma, el monto de este complemento será pagado de manera mensual directamente a los trabajadores por medio del Ministerio de Desarrollo Social y Familia. Ministerio que determinará quienes serán los beneficiados de subsidio por medio de la cruza de información con diversas entidades, (AFC, Superintendencia de Salud, Superintendencia de Pensiones, etc.) Asegurando así que este delta llegue de forma íntegra a los beneficiarios, ya que, hay que destacar, este subsidio no será imponible, sino que irá directamente al bolsillo de los trabajadores, siendo un aporte estatal sin ningún tipo de descuentos.

Por ejemplo, para una persona que recibe el ingreso mínimo actual, de $301.000, el subsidio sería de $49.000 (aumento de 16,27%). El subsidio va directamente al bolsillo del trabajador, no aplicándose los descuentos. Desde el ingreso mínimo hacia arriba, irá decreciendo el monto del subsidio de forma gradual y buscando que no cree distorsiones en los salarios, con lo cual al trabajador siempre le convendrá tener un ingreso laboral mayor.

“Aquellas personas que reciban un sueldo menor o igual a 370 y superior al sueldo mínimo también aplicará este subsidio, en las mimas condiciones, variando el porcentaje según el delta que le correspondiese”, señala la vocera de gobierno.

Quiénes podrán acceder al beneficio

Los beneficiarios serán todos los empleados que tengan un ingreso inferior a los $370 mil pesos, quienes deberán solicitar el subsidio por medios electrónicos o de manera presencial por medio de la subsecretaría de Servicios Sociales del MDSF, pudiendo llevarlo a cabo por medio del IPS y las oficinas de ChileAtiende. Además los trabajadores también podrán postular por intermedio de sus empleadores quienes estarán obligados a informarles respecto a la existencia del beneficio en caso de que cumplan con los requisitos.

“A todas las personas menores de 18 y mayores de 65 años, que por ley tienen una jornada laboral distinta, se les garantizará un subsidio que permita alcanzar el ingreso proporcional de los 261.384 pesos”, agrega Fontecha.

De esta manera, el subsidio tiene un costo estimado de US$ 300 millones de dólares, cuyo costo será asumido íntegramente por el Estado porque aumentar el salario mínimo en un 16.3% sería imposible de hacer sin afectar la creación de empleo, lo que perjudicaría a los trabajadores a los que se busca beneficiar y apoyar con esta medida. Además, si las empresas asumieran esta mayor remuneración tendríamos salarios mínimos diferenciados que generarían varios problemas, como frenar la creación de puestos de trabajos, se fomentaría la subcontratación, y desincentivaría el crecimiento de las medianas empresas.

Fontecha agrega: “Como Gobierno siempre estamos llamados a este diálogo que nos demanda nuestra sociedad, por eso, tenemos cifradas nuestras esperanzas de que sea aprobada de forma rápida por el Congreso Nacional para que entre en vigencia los primeros meses del 2020. Entendiendo que esta primera medida no permite espacios para mezquindades políticas, debido a la importancia para nuestras familias más vulnerables”.

Así se espera que esta nueva medida de Ingreso Mínimo garantizado beneficie a cerca de 2.000 personas en la región de Aysén, y ayude a disminuir la brecha salarial existente en la región.

“Como gobierno del Presidente Sebastián Piñeranos hemos caracterizado por tener un fuerte componente social en nuestras agendas, ya sea desde el impacto de una carretera pavimentada, hasta el repensar nuestros barrios que propender al desarrollo integral de las familias, nuestros niños y adultos mayores y nuestra región no queda exenta”. Finalizó Fontecha Bórquez.