Greenpeace demanda invalidar permiso ambiental «ilegal e irregular» de Dominga

  • Para su director nacional, Matías Asun, la vinculación del Presidente Piñera en la venta del proyecto confirma el «contundente historial de corrupción» detrás de su avance.
  • También puso en duda que tanto la Justicia como el Comité de Ministros garanticen «un respeto a la normativa vigente» frente a la iniciativa.


    El director nacional de Greenpeace, Matías Asun, salió a condenar la presunta vinculación de la familia del Presidente Sebastián Piñera en la compraventa del proyecto minera Dominga a su amigo Carlos Alberto Délano en 2010, antecedentes vertidos en los «Pandora Papers» publicados este domingo por Ciper y LaBot.

    Para el ambientalista, «este nuevo antecedente viene a confirmar el múltiple y contundente historial de corrupción que ha rodeado el avance del proyecto minero Dominga, y agrega nuevos antecedentes para impedir que siga avanzando».

    «A la espera de los fallos de la Corte Suprema sobre el proceso de evaluación ambiental en curso y posteriormente también la reunión del Comité de Ministros para terminar de revisar este proceso, este nuevo conflicto de interés que involucraría al Presidente de la República agrega aún más duda sobre la capacidad real que existe hoy para garantizar un respeto a la normativa vigente en estas instancias«, cuestionó.

    Cabe recordar que en agosto pasado, la Comisión de Evaluación Ambiental (Coeva) de Coquimbo aprobó con condiciones el polémico proyecto, que fue rechazado por la misma instancia en 2017 por el entonces Gobierno de Michelle Bachelet, derivando en una pugna judicial que se extendió por cuatro años.

    En ese sentido, «desde Greenpeace reforzamos nuestro llamado a solicitar formalmente la invalidación del permiso ambiental ilegal e irregular que le fue concedido en agosto a minera Dominga», objetivo para el cual abrieron una petición online, que desde el mes antepasado acumula 18.000 firmas.

     

    GOBIERNO INSISTE EN QUE «NO HAY ANTECEDENTES NUEVOS»

    Por su parte, el vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, reafirmó esta noche que «no hay ningún antecedente nuevo» en la investigación, puesto que «todos estos hechos fueron conocidos en su minuto por la Fiscalía y los tribunales, y quedó absolutamente claro que fue todo hecho en regla en la legislación chilena, y además, que el Presidente Piñera no había tenido ninguna participación en los hechos».

    «El Presidente queda absolutamente sobreseído porque no había participado en ella, y de hecho, se obliga a pagar las costas del juicio a quien había hecho dicha denuncia», precisó.

    Sin embargo, y tal como en el comunicado emitido en horas de la tarde, no responde a las acusaciones de conflicto de interés en la venta del proyecto, ni tampoco a que se detectara que el acuerdo se selló parcialmente en las Islas Vírgenes Británicas.

    Fuente: cooperativa.cl