Haitianos explican por qué se están yendo de Chile: «Son buena gente, pero el sistema es racista»

La crisis migratoria en la frontera entre México y Estados Unidos ha arrojado luz a nivel internacional sobre el éxodo que está vaciando Haití desde hace una década y que ha llevado a miles de sus ciudadanos a un peligroso peregrinaje por todo el continente.

Atraídos por la bonanza de las economías de Sudamérica, los haitianos incluyeron a Chile y Brasil en la lista de sus refugios preferidos, junto a Estados Unidos y República Dominicana, países donde históricamente han tenido una mayor presencia.

Pero la crisis derivada de la pandemia y el endurecimiento de las políticas migratorias, en especial la de Chile, han sido los detonantes para que miles de ellos hayan decidido emprender una odisea a pie desde Sudamérica hasta Estados Unidos.

Buena gente, sistema racista

El Washington Post es uno de los medios internacionales que está abordando la situación, hablando con haitianos que aún se mantienen en Santiago conforme avanza el éxodo de su diáspora.

“No queda prácticamente nadie aquí ya”, explica Wilbert Pierre, de 24 años, quien se está capacitando para ser peluquero en una barbería. Se muestra agradecido por las oportunidades que ha tenido, pero matiza que los jefes que suelen encontrar en el país se aprovechan de sus compatriotas. “De toda la gente que he conocido durante mis cuatro años en Chile, más de 100 se han ido a los Estados Unidos contando sólo desde marzo”, acota.

Por su parte, el artista de 36 años Emmanuel Louis retrató su difícil vida en Haití exponiendo que ahí “normalmente es más fácil comprar balas que comida en Haití”.

“Estábamos buscando algún lugar seguro para criar a nuestro hijo, así que vinimos a Chile, el ‘oasis’ de Sudamérica”, relató, lamentando que aquí “encontramos que aunque los chilenos mismos son buena gente, el sistema es racista, clasista y elitista”, encontrando también discriminación por parte de colegas.

A esto se suma la pérdida de su hijo, quien murió en enero 2020 ahogado en una piscina municipal de Quilicura cuando no habían salvavidas en el lugar. Hasta la fecha, aún intenta conseguir justicia, pero siente que las autoridades han desestimado el caso que aún sigue bajo investigación.

Un país en crisis permanente

Haití, el país más pobre de América, lleva años expulsando a sus ciudadanos por el creciente deterioro de la situación económica, política y de seguridad, además por los desastres naturales, en especial por el terremoto de 2010.

Por Matías Vega
Con información de Agencia EFE.
Fuente: biobiochile.cl