Jardines Infantiles de Integra refuerzan conocimientos de Programa Alimentario

Jardines Infantiles y Salas Cuna de Fundación Integra de Aysén participaron de la Jornada de Capacitación del Programa Alimentario para Párvulos (PAP) y la importancia que esto tiene en el desarrollo integral de los párvulos que forman parte de la institución.

Comer es mucho más que un simple acto de sobrevivencia. A través de la alimentación, los niños y niñas aprenden habilidades y destrezas, coordinación y precisión al comer de forma autónoma, conocimiento del medio físico (reconocen y nombran los alimentos), desarrollo sensorial y social, establecen vínculos afectivos y, por sobre todo, aprenden los hábitos que impactarán en todo su proceso de desarrollo como personas. Se trata de un momento significativo, por lo que resguardar la calidad de la alimentación que reciben los niños y niñas constituye una preocupación y trabajo permanente.

Es en este contexto que Fundación Integra desarrolló una jornada de capacitación para los jardines infantiles y salas cuna presentes en la región para poder revisar y analizar los aspectos nuevos y relevantes del Programa Alimentario para Párvulos, así como también el ver los temas administrativos y su implicancia para su correcta gestión.

Viviana Vera, nutricionista de Fundación Integra en la región de Aysén destaca que «este programa otorga alimentación que viene reglamentada desde la organización Mundial de la Salud, de la Guía de Alimentación del menor de 2 años, de las normativas nacionales y ministeriales por lo cual, como institución, tenemos que dar relevancia a que los parámetros establecidos se logren y se cumplan porque los niños y niñas tienen que recibir una alimentación de calidad».

En los jardines infantiles y salas cuna de Integra, niños y niñas asisten de 8.30 a 16.30 horas recibiendo diariamente desayuno, almuerzo y once. Este programa alimentario proporciona frutas y verduras diariamente, responde a las recomendaciones de energía de FAO/OMS, a las Guías de Alimentación del Ministerio de Salud para los niños menores de seis años y a lo dispuesto en la Ley 20.606. Es baja en azúcares, sodio y grasas saturadas, y no contiene edulcorantes ni colorantes artificiales como amarillo crepúsculo y tartrazina.

Susana Puchi, asistente administrativa del jardín Infantil y Sala Cuna «Mackay» de Coyhaique y una de las presentes en esta actividad destaca el trabajo que desarrollan con las familias en este ámbito recalcando que «lo que nosotros compartimos con las familias son las minutas de alimentación y que tipo de productos están consumiendo porque los papás siempre nos están consultando». Del mismo modo, recalca que «hemos realizado talleres con los niños donde les mostramos los productos que están consumiendo, para posteriormente enviarles fotografías a los padres de estas acciones».

El jardín infantil es un ambiente propicio para trabajar el período de la alimentación desde una perspectiva educativa. Por eso en los jardines infantiles de Integra la hora de comer es vista también como un período relevante dentro de la jornada diaria y con un propósito o intencionalidad definida para cada grupo de edad.

Cabe señalar que la alimentación que se les entrega a los niños y niñas de sala cuna y jardín infantil, cubre entre un 60% y 75% de las calorías y el 100% de las proteínas diarias requeridas dependiendo de la edad del niño o niña. Para Integra las familias son el primer educador y promover en ellos la importancia de una alimentación saludable en los niños y niñas, también es parte del trabajo que realiza el equipo educativo.

La nutricionista de Fundación Integra invita a las familias «a que conozcan lo que es el Programa Alimentario, en qué consiste y los distintos servicios que ahí se entregan, entendiendo que la alimentación que se entrega en el jardín infantil es la base que debiese replicarse en el hogar para que los niños también puedan lograr mejorar sus hábitos de alimentación y que las familias, además, puedan incorporar estos hábitos de vida saludable».

Una opinión similar tiene Susana Puchi quien recalca que «somos nosotros, como familia, las personas fundamentales en la salud y bienestar de nuestros niños, sobre todo en el tema de la nutrición, la que debiera ser una alimentación sana y saludable. Nuestra intención es que cuando los niños y niñas estén de vacaciones sigan con la misma rutina que la alimentación que se les da en el jardín infantil».

Desde Fundación Integra manifiestan que la alimentación saludable y un entorno acogedor es lo más importante a la hora de comer, reforzando que institucionalmente seguirán trabajando para fortalecer en los jardines infantiles y salas cuna el conocimiento y hábitos de alimentación, para que niños y niñas se desarrollen sanos y felices.

Deja un comentario