Locatarios establecidos de Meiggs valoran desalojo de ambulantes, pero mantienen cautela ante posible regreso

Comerciantes, transeúntes y ambulantes opinaron sobre el plan municipal para la recuperación del barrio.

Tras el operativo que se llevó a cabo durante la madrugada de este viernes en el barrio Meiggs, donde personal de Carabineros retiró toldos de comercio ambulante e ilegal, locatarios y transeúntes dieron su opinión con respecto a la medida municipal.

La acción tuvo lugar a eso de las 01:00 horas en el sector de San Alfonso, de gran concentración comercial. Tras despejar completamente el lugar, previa conversación con algunos ambulantes que ya se encontraban en el sector para comenzar la actividad comercial, carabineros y funcionarios municipales retiraron más de un centenar de toldos.

Algunos vendedores ambulantes, en conversación con ADN, criticaron la medida, la que calificaron como arbitraria. “Me sacaron mi toldo, pero recuperé toda mi mercadería. No tengo permiso definitivo desde 2018, porque cuando fui a renovar comenzó lo de la pandemia, el estallido social, me empezaron a tramitar de nuevo”.

Otra vendedora comentó que la medida le parece “injusta, porque nosotros teníamos un permiso provisorio del año 2018 en pandemia, y después no lo volvieron a renovar. Eso, los inspectores lo obviaron. Llevo 35 años trabajando acá”.

Durante el desalojo de los toldos se encontraron dos armas blancas, específicamente cuchillos, que no fueron asociados a ninguna persona.

Opinión de locatarios establecidos de Meiggs

“Yo trabajo acá en el sector, tengo un local comercial. Me parece súper buena esta situación porque hacía falta. Lo que más se ve acá son robos, muchos. La gente ya tiene miedo de venir”, comentó a ADN un locatario de San Alfonso, celebrando la medida municipal.

“Llevo 30 años aquí y siempre me abstengo de opiniones porque nunca se puede hacer nada, menos ahora”, dijo un locatario establecido hace décadas en el barrio.

“Vi el operativo por televisiónPero la verdad, yo creo que los van a volver a poner”, señaló otra locataria. “Ellos no son víctimas, acá ni siquiera dejan pasar a los vehículos. Nosotros perdemos muchas ventas por culpa de este comercio ilegal. La solución es sacarlos definitivamente”, señaló una locataria en plena calle Meiggs.

“Nosotros (establecidos) damos trabajo, pagamos arriendo, tenemos todo al día, no tenemos por qué estar sufriendo por gente que no paga nada. Todos tenemos problemas y todos tenemos que rebuscarnos la vida, pero no tenemos que aguantar delincuencia en nuestras narices”, agregó la misma mujer.

“Yo tengo a mis hijos en el Colegio República de Colombia. Para mí ahora es mucho más seguro pasar por acá”, comentó un transeúnte que diariamente atraviesa el barrio.

Fuente: adnradio.cl

 

Deja un comentario