Lucho Gatica: la larga sombra del maestro del bolero

0
134

Radicado en sus últimos años en México, el músico desarrolló desde sus inicios en 1951 una carrera cuyos alcances internacionales le permitieron consagrar su éxito de masas en más de un continente. Gatica grabó más de ochocientas canciones, las que marcaron a distintas generaciones de cantantes de habla hispana.

Figura estelar de la época dorada del bolero americano, Lucho Gatica tuvo a disposición parte del cancionero más granado del género.

Fue intérprete de éxitos indiscutibles como “El reloj” (Roberto Cantoral), “Bésame mucho” (Consuelo Velásquez) y “Sinceridad” (Rafael Gastón Pérez), entre temas ineludibles del catálogo como “Contigo en la distancia” (César Portillo de la Luz), “Historia de un amor” (Carlos Almarán) y “Sabor a mí” (Álvaro Carrillo).

Grabó más de ochocientas canciones, donde destacan “Solamente una vez” (Agustín Lara), “No me platiques más” (Vicente Garrido) y “Perfidia” (Alberto Domínguez), dejando un legado en la música chilena solo comparable con el de artistas de talla mundial como Elvis Presley, Frank Sinatra y The Beatles.

Referente de la cultura popular de más de un continente, como consta en novelas como La tía Julia y el escribidor (1977), de Mario Vargas Llosa, o títulos de Guillermo Cabrera Infante y Alfredo Bryce Echenique, su obra entre los años 50 y 60 no hubiera hecho posible la fiebre mundial por los boleros durante los años 90, en medio de una industria explotada por nombres como Plácido Domingo, José Feliciano y Luis Miguel.

La noticia de su muerte, conocida el martes 13 de noviembre de 2018, fue confirmada por su hijo, Luis Gatica, actor mexicano de telenovelas y teatro. En Rancagua, su ciudad natal, se había levantado hace pocos meses una estatua que celebraba sus 90 años.

AUTOR: Baltasar Daza

Fuente: culto.latercera.com