Muere Alberto Cortez, uno de los grandes cantautores argentinos

0
393

El autor de clásicos como «En un rincón del alma» y «Cuando un amigo se va» llevaba dos semanas hospitalizado en Madrid

El cantautor argentino Alberto Cortez ha fallecido hoy en un hospital de Madrid a los 79 años, según han informado a EFE fuentes de la Sociedad General de Autores (SGAE).

El artista había sido ingresado de urgencia el pasado 27 de marzo en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur, en Móstoles, a las afueras de Madrid.

Músico y poeta, fue el autor de canciones ya clásicas como «Castillos en el aire», «En un rincón del alma», «Mi árbol» o «Cuando un amigo se va». Esta última la versionó en varias ocasiones con su gran amigo Facundo Cabral. En sus conciertos trataban de entrelazar un poco de humor al show.

También colaboró con Joan Manuel Serrat, con quien musicalizó un poema de Miguel Hernández, «Nanas de la cebolla», y dos de Antonio Machado, «Retrato» y «Las moscas». Por su cuenta también llevó a la canción a otros clásicos de la lengua española como Lope de Vega, Quevedo o Góngora.

Comenzó a componer canciones muy pronto, a los doce años, momento en el que alumbró «Un cigarrillo, la lluvia y tú». Ya a los dieciocho se marcha a Buenos Aires para ingresar en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Allí no suelta su guitarra, y poco a poco se va labrando su carrera. La orquesta de Jazz San Francisco lo contrata como vocalista, y con ella da la vuelta al país.

Luego llegarían sus actuaciones internacionales. En Bélgica, en Estados Unidos, En Canadá. En España. En 1967 da su primer recital unipersonal en el Teatro de la Zarzuela de Madrid. Ante el asombro de la audiencia, canta canciones de Yupanqui, Dávalos e incluye en el programa los poemas 15 y 20 de Pablo Neruda musicalizados. En este recital estrena su canción «En un rincón del alma».

Al año siguiente Hispavox edita dos discos con el repertorio cantado en los dos recitales del Teatro de la Zarzuela. Y en 1969 compone y graba el disco «El compositor, el cantante», con canciones como «Cuando un amigo se va», «El abuelo», «Hay un Madrid», etcétera. Pero el año de su gran éxito fue 1972, cuando recibe su primer disco de oro por «Mi árbol y yo».

A lo largo de su exitosa carrera recibió numerosas distinciones, como sus cuatro Discos de Oro y sus cuatro Heraldos de Oro, o la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, que recibió en 2015. Residía en España desde 1964 y ya en 1965 participó en el Festival de Palma de Mallorca con la canción «Me lo dijo Pérez», que más tarde interpretarían artistas como Karina, Mochi o Los Tres Sudamericanos.

Fuente: abc.es