Mujeres rurales de Aysén Logran certificarse en “Curso de Uso de Plataformas  Digitales de Comunicación”

  • Sin duda la Pandemia por Coronavirus nos ha puesto desafíos importantes en materia de salud, impactando en las economías, pero también en la nueva forma de relacionarnos, donde el desarrollo productivo rural ha tenido que adaptarse a formatos virtuales y digitales de comunicación, presentándose como un importante reto para el sector rural.

A través de una ceremonia virtual, pensada justamente como una forma de apropiar los conocimientos aprendidos, se realizó hace algunos días, la certificación del curso de “Uso de Plataformas Digitales de Comunicación”, de las 14 mujeres rurales que participaron desde distintos puntos de la región (Cochrane, Pto. Ibáñez, Puerto Aysén, Mañihuales, Puerto Cisnes, Seis Lagunas, Cerro La Virgen, Lago Atravesado, Cerro Galera, Río Claro. Se trata de usuarias de INDAP integrantes de la Mesa de la Mesa de la Mujer Rural, que  tras ocho semanas de intensa formación realizada por la Consultora NOVAGEST, lograron acceder al anhelado diploma.

Una ceremonia en la cual estuvieron acompañadas de quienes han sido parte de todo este proceso como son: el Director Regional de INDAP Aysén, Don Patricio Urrutia, El Seremi de Agricultura, Felipe Henríquez, la Seremi del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, Bárbara Ortúzar, La Encargada Nacional de Género de INDAP, Mariana Espinoza, representantes de PRODEMU, SERNAMEG, y el Comité Ejecutivo en pleno junto a las organizaciones de mujeres rurales que lo componen.

Fue así como desde distintas localidades y a través de computadores, teléfonos móviles, tablets, las participantes del curso se conectaron mediante la plataforma Zoom, para sellar este importante paso, que les permitirá con nuevas herramientas, fortalecer su trabajo productivo.

Se trata de: María Castillo Valdebenito, Nora Catrián Pinda, Antonieta Ríos Vásquez, Josefina Ovando Godoy, Carolina Nitor Hernández, Yasna Alvarez Gatica, Patricia Gallardo Parada, Elba Jiménez Cea, Nils Campos Olivares, Gladys Maureria Guajardo, Sandra Gatica Nayén, Selma Cadín Pérez, Judith Vásquez Contreras, Iris Burgos Reyes quienes muy agradecidas valoraron la instancia formativa.

La señora Selma Cadín, fue una de las participantes de este curso, quien manifestó estar muy agradecida de la instancia formativa: “Quiero darle las gracias a quien nos enseñó y nos acompañó en el curso por parte de la Consultora, pero también a INDAP, porque ellos siempre están con nosotras. Y a todas las instituciones que nos ayudaron en esto. Para mí fue muy bueno, ya que antes no me atrevía a llamar ni a Whatsapear. Pero ahora estoy muy contenta y agradecida, porque ahora me atrevo a hacer más cosas, sin tenerle miedo al celular. Ojalá puedan ayudar a más mujeres a que se atrevan como nosotras”, indicó.

Pero haciendo una pequeña radiografía de lo que han sido los últimos tiempos, vemos como a través de las redes sociales  o  de grupos WhatsApp, en la actualidad, se difunden cada vez más emprendimientos rurales, donde las mujeres del campo de Aysén, no se han restado, sino que  han posicionado estas plataformas como importantes vitrinas para comercializar sus productos.

“Sin duda la pandemia nos alejó físicamente de muchos de los nuestros. Sin embargo, el uso de tecnología nos mostró que a pesar de la distancia podemos estar conectados y mejor aún, podemos incluso trabajar en nuestros propios emprendimientos. Un ejemplo de esto son las 14 maravillosas mujeres que, a pesar de las brechas de comunicación y la diversidad de edades e historias de vida, hoy nos demuestran que, con ímpetu y ganas, la tecnología es parte también de ellas. Y como Secretaria ejecutiva de la Mesa Mujer Rural de Aysén, destaco que esta iniciativa nace durante el 2020 a causas de la crisis sociosanitaria que vivimos y este 2° grupo de mujeres que se capacitan en uso de RRSS,  me llenan de orgullo al verlas conectadas el día de hoy, utilizando estas plataformas, ya que he visto su progreso en términos de conexión y hoy más que nunca nos demuestran que las mujeres de campo nos tienen mucho que entregar”, indicó Bárbara Ortuzar, Seremi Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.

Así también, sobre esta valoración y la importancia que ha tenido este fenómeno para el desarrollo productivo de Aysén, se refirió el Director Regional de INDAP, Patricio Urrutia, quien indicó: “Las mujeres rurales nos han dado una gran lección. Pensamos que en Pandemia iba a presentarse una dificultad de comunicación, pero sin embargo hemos visto como este tiempo también ha sido un espacio para aprender. No han parado de realizar sus reuniones, de mantener activas sus redes sociales, de apostar y adaptarse a nuevas formas e comercialización; todo esto nos hace sentir muy orgullosos y claramente es una muestra más de que “el campo no para”

Dentro del contexto de la capacitación cabe destacar que esta iniciativa se enmarca en una parte del accionar de Mesa de la Mujer Rural; a través de la cual se gestionó la Capacitación en Uso de Plataformas Digitales para Mujeres Rurales, curso orientado a entregar conocimientos y herramientas, enfocado a fortalecer capacidades de mujeres rurales usuarias de Indap que participan de la Mesa de la Mujer Rural, acción que les permitirá contar con herramientas de comunicación, manejo de redes para acceder a la información y comunicarse.

De esta manera, durante 8 semanas recibieron herramientas y conocimientos prácticos y teóricos, respecto de: uso de celulares, redes sociales, comercialización y  plataformas de comunicación,  entre otros.

Nelly Pérez, Encargada del Programa Mujeres Rurales de INDAP, indicó: Iniciativas como ésta, sin duda contribuyen a revertir la desigualdad que enfrentan, en este caso mujeres rurales; y, facilitar el acceso a la tecnología, facilitar el uso de las diversas opciones de conectividad digital y fortalecer el empoderamiento en materia de desigualdad territorial y de género en áreas rurales”

Finalmente se destaca que para la Mesa de la Mujer Rural este es un gran paso para las mujeres rurales, pero también propone un gran desafío en materia de conectividad, de tal manera que ambos esfuerzos deben ir de la mano.

Deja un comentario