«No puedo dejar a ese demonio en libertad»: el desgarrador testimonio de la madre de Narumi en juicio contra Zepeda

La mañana de este miércoles, Taeko Akiyama, madre de Narumi Kurosaki, declaró por primera vez en el juicio en contra de Nicolás Zepeda, acusado del asesinato de la joven en el año 2016.

Durante el juicio que se lleva a cabo en Francia, la mujer señaló: “Me gustaría expresar mi gratitud y mis disculpas por las molestias ocasionadas por este caso, por todos los que han hecho el esfuerzo de continuar con este caso, de mi hija mayor”.

“Hace 5 años que estoy síquicamente destruida y he desarrollado una desconfianza en el ser humano”, indicó

 

Además, leyó un mensaje que le envió Narumi en septiembre de 2016 donde le señalaba: “No sé si todavía amo a Nico, pero Nico me ama demasiado, es por eso que no me atrevo a separarme de él. Me da pena”.

“Nicolas Zepeda es alguien que no se da por vencido hasta que obtiene lo que quiere”, manifestó Taeko, agregando que “en el mundo entero había una sola persona que podía acceder a la cuenta de Narumi desde el celular, ese es Nicolás Zepeda”.

«No puedo dejar a ese demonio en libertad»

Sobre el acusado, declaró que “es un gran mentiroso. Cuántas veces ha mentido durante este juicio (…). Desde el día que me di cuenta de que él era el culpable, desde ese día supe que nunca más vería a mi hija”.

“Traté de matarme muchas veces, me pegué en la cabeza contra el muro, hasta dejarme cototos. Traté de tirarme contra un auto en movimiento (…). No puedo dejar a ese demonio en libertad«, sostuvo.

Incluso, dijo que «si pienso en Narumi que está llorando sola me dan ganas de matarlo (…). Nicolás y sus padres se abrazan en esta corte, todos los días, es una actitud poco altruista, mostrarse así delante de nosotras, que lloramos y sufrimos todos los días.

Su visita a Chile

Además, recordó que en enero de 2017 viajó a Chile «con la esperanza de encontrar a Narumi». En el país, ella siguió a Nicolás y se encontró con él en el río Mapocho. Ahí lo siguió hasta que él se dio cuenta.

Tras percatarse Zepeda que era la madre de Narumi, bajó la cabeza, miró hacia otro lado y pasó delante de ella sin mirarla, perdiéndose en la muchedumbre.

Cabe señalar que declaró aproximadamente por tres horas, donde se mostró enojada, lloró y sacó la foto de su hija. Al final de la audiencia, el público aplaudió, debido a los sentimientos mostrados por la mujer.

Fuente: meganoticias.cl

Deja un comentario