Nuevo contrato de subvención permitirá que Naviera Austral contrate remolcadores cuando hay mal clima

El nuevo contrato permitirá que la exigencia de la autoridad marítima de atracar con remolcador cuando hay mala condición climática, pueda ser cumplida por Naviera Austral.

A partir del 19 de enero las malas condiciones climáticas no serán un impedimento para que las naves de Naviera Austral de las rutas Cordillera y Cisnes puedan atracar en Puerto Chacabuco, ya que el nuevo contrato de subvención firmado con el gobierno, incorpora un subsidio para la contratación de remolcadores como parte de la operación, lo que permitirá que las naves se acerquen a este muelle con mayor seguridad si hay mal clima.

El objetivo es entregar una mejora en el transporte de los vecinos de Puerto Aguirre hacia Puerto Chacabuco y viceversa.

La ministra de Transporte y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, señaló que este es un cambio muy importante, porque actualmente solo pueden recalar las barcazas si el buen tiempo lo permite. «Muchas veces ocurría que la barcaza tenía que esperar horas hasta que pasara el mal tiempo y pudieran recalar. Con los remolcadores eso se puede hacer cuando hay distintas condiciones del mar, no extremas por supuesto. Pero la autorización para recalar se puede dar con mucha mayor frecuencia. Los pasajeros pueden predecir su tiempo de viaje y no tienen que esperar horas para que las condiciones naturales permitan que la barcaza llegue a tierra.».

Héctor Soto, Gerente Comercial de Naviera Austral señaló que «el nuevo contrato que regirá desde el 19 de enero, presenta el hito de incorporación de remolcadores para maniobras con tiempo variable en la localidad de Puerto Chacabuco». El ejecutivo agregó que «esto permitirá entregar una operación continua y segura para maniobras con malas condiciones de tiempo, siendo un apoyo adicional para nuestras operaciones y entregar un mejor servicio a nuestros usuarios».

El actual contrato de licitación de la ruta no contemplaba la contratación de remolcadores para situaciones de malas condiciones climáticas. El nuevo contrato de subvención, obliga a que las embarcaciones de Naviera Austral recalen en el puerto con la ayuda de remolcadores si hay mal clima.

Deja un comentario