7 C
Coyhaique
Mar 26 mayo 2020, Hora en Chile: 02:18 AM
Correo electrónico: [email protected]
Inicio Cultura y Espectáculo Obituario: Así fue la vida de Little Richard, el extravagente arquitecto del...

Obituario: Así fue la vida de Little Richard, el extravagente arquitecto del rock and roll que murió a los 87

El hombre salvaje que gritaba, se acicalaba y robaba escenas con éxitos como «Tutti Frutti» y «Long Tall Sally», murió este sábado a los 87 años por un cáncer a los huesos.

Little Richard, el hombre salvaje del rock’n roll que gritaba, acicalaba y robaba escenas con éxitos como Tutti Frutti y Long Tall Sallymurió este sábado a los 87 años, según confirmó su ex agente, Dick Alen, a CNN.

Alen dijo que el músico murió en Nashville con su hermano y su hijo a su lado. La causa de la muerte está relacionada con un cáncer de huesos que lo acomplejaba hace unos años. “Había estado enfermo por un buen tiempo”, señaló.

El pionero se habría destacado en cualquier época. Pero en la década de 1950, cuando Little Richard saltó a la fama, era como ningún otro: un hombre negro extravagante, con maquillaje y tocando el piano.

“Richard abrió la puerta. Reunió a las razas”, dijo el arreglista, HB Barnum, en la biografía de Charles White titulada “The Life and Times of Little Richard” (1984).

“Cuando salí a la carretera por primera vez, había muchos públicos segregados. Con Richard, aunque todavía tenían al público segregado en el edificio, estaban allí juntos. Y la mayoría de las veces antes del final de la noche, todos se mezclarían entre sí”, contó.

Algunos datos de Richard

El líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, que no se queda atrás en el escenario, también era un admirador. “No hay una sola frase para describir su dominio sobre la audiencia. No podía creer el poder de Little Richard en el escenario. Fue increíble”, dijo Jagger, según el libro de White.

El pequeño Richard conocía su poder. “Me vieron como algo así como un libertador, una salida”, dijo una vez.

“Mi medio de expresión, mi música, era una forma en que mucha gente deseaba poder expresarse y no poder”, agregó.

Little Richard se erizó cuando fue pasado por alto a favor de otras figuras de rock tempranas, y le dijo a SFGate.com en 2003: “¡Creé rock’n roll! ¡Soy el innovador! ¡Soy el emancipador! ¡Soy el arquitecto! ¡Soy el creador! ¡Soy el que lo inició!”.

Había hecho esos alardes 15 años antes, dejando de lado el guion y otorgando el premio al mejor artista nuevo en los Grammys de 1988. Cinco años más tarde, los Grammys finalmente lo reconocieron con un Premio a la Trayectoria.

Expulsado de su casa cuando era adolescente

Richard Wayne Penniman nació el 5 de diciembre de 1932 en Macon, Georgia. Fue el tercero de 12 niños, se enfrentó con su padre que vendía alcohol ilegal y se le ordenó salir de la casa familiar cuando era adolescente. Una familia blanca llamada Johnson lo acogió, y Penniman, que había perfeccionado su habilidad musical en la iglesia, comenzó a actuar en su club. Debido a su historia, fue llamado “Little Richard”, ya sea como un apodo de la infancia o porque era menor de edad. De cualquier manera, el nombre se quedó.

Un enlace con un DJ de Atlanta lo llevó a tocar las puertas del sello RCA, pero las grabaciones de Richard, en un estilo más bien relacionado al blues de Louis Jordan, no prendieron a la discográfica. Por esto, durante un tiempo el artista fue lavaplatos en una estación de autobuses de Greyhound.

Siguió tocando música, sin embargo, y en 1955 envió un demo a Specialty Records. Al fundador de Specialty, Art Rupe, le gustó lo que escuchó y le pidió a Little Richard que fuera a Nueva Orleans para grabar con los miembros de la banda de acompañamiento de Fats Domino.

El productor Blackwell lo recordó en una memoria como “este gato en una camisa ruidosa, con el pelo ondulado a seis pulgadas por encima de su cabeza”. Durante un descanso en lo que había sido una sesión mediocre, Little Richard se soltó con Tutti Frutti.

El resto es, como dicen, historia: la canción alcanzó el número 2 en las listas de R&B y el Top 20 en las listas de pop de Billboard, vendiendo un millón de copias. El pequeño Richard estaba fuera y corriendo.

Le siguieron más éxitos: Long Tall Sally, Slippin ‘and Slidin, Rip It Up, Lucille y Keep a-Knockin, más de 17 canciones hasta 1958, incluyendo tres R&B en las primera posiciones radiales.

Fue uno de los primeros en ingresar al Salón de la Fama del Rock and Roll. Su ciudad natal de Macon nombró una calle en su honor. Recibió un título de títulos honoríficos, incluido uno de la Universidad Mercer de Macon.

Little Richard estuvo casado con Ernestine Campbell de 1959 a 1961. Le sobrevive un hijo adoptivo, Danny Jones.
Hasta el final, usaba maquillaje generosamente, vestía de colores, podía ser obstinado y vanidoso, generoso y tímido. Un artista único, que marca un precedente para la historia del rock n’roll.

Fuente: cnnchile.com

Open chat