Columna de Opinión: Creación de la Corporación Regional de Desarrollo Turístico

0
184

Por: Manuel Iduarte Cofré Secretario
Cámara de Turismo de Coyhaique

Para nadie es un misterio que el turismo en Aysén ha alcanzado niveles de importancia más que relevantes en el contexto del desarrollo regional. Según cifras de SERNATUR en Aysén existen más de mil micro, pequeñas y medianas empresas dedicadas al desarrollo de alguna actividad económica vinculada al turismo: alojamientos, servicios de alimentación y tour operadores, las que en su conjunto generan más de ocho mil empleos permanentes en toda la región. En los últimos diez años el crecimiento del sector alcanza cifras cercanas al 10 por ciento anual, dejando atrás a otros sectores económicos considerados como tradicionales o estratégicos.

 

Lo anterior, donde prácticamente la mitad del territorio de Aysén es parte del sistema de áreas silvestres en donde se encuentran parques y atractivos naturales de nivel internacional, como nuestras montañas, lagos, ríos, glaciares, bosques y ecosistemas únicos en el planeta, sin dejar de mencionar nuestro litoral insular, un territorio todavía por descubrir y preservar.

 

La Carretera Austral como eje estructurante de la Ruta de los Parques ha posicionado a la región como un destino de naturaleza y cultura de interés mundial, lo que augura un porvenir auspicioso para nuestras comunidades y su gente.

 

El avance de la pavimentación de la carretera, la ampliación del aeropuerto de Balmaceda, y la mayor infraestructura habilitante para el turismo, serán sin duda, en los próximos años, un incentivo importante para la llegada de una mayor cantidad de visitantes y turistas, que a nivel mundial cada vez más se sienten atraídos por visitar zonas remotas del planeta como la Patagonia.

 

Empresarios y emprendedores del turismo, han realizado su mejor esfuerzo para recibir y atender a nuestros visitantes, cada vez de mejor manera, con mayor calidad en el servicio y la hospitalidad. El Estado a través de sus instituciones y servicios de fomento ha apoyado permanentemente este esfuerzo.

 

Desde inicios del 2000, se ha avanzado en un trabajo de colaboración pública y privada, a través de distintas instancias de coordinación y participación, lo que ha permitido alcanzar importantes logros, ya sea a nivel regional y local, como la existencia de tres territorios ZOIT (Zonas de Interés Turísticos): Cuenca Palena Queulat, Chelenko y Provincia de los Glaciares. Por su parte, CORFO, a través del Programa Estratégico Regional PER ha apoyado el desarrollo estratégico del sector, en conjunto con representantes de gremios del turismo, representantes de SERNATUR y de CONAF, con el financiamiento de iniciativas claves.

 

 

A nivel privado la existencia de más de 20 organizaciones gremiales ligadas al comercio y al turismo dan cuenta de un nivel de organización del sector que en los últimos años ha logrado constituir la primera Federación Regional de Gremios del Turismo (FEGRETUR), organización única en el país a nivel regional.

 

Este escenario de desafíos y oportunidades hace necesario avanzar de manera más decidida y comprometida en alcanzar los beneficios que la actividad turística genera, desarrollándose de manera ordenada y planificada, promoviendo de manera sustentable el desarrollo de la región, cuidando nuestras bellezas naturales y su patrimonio cultural, posibilitando que más personas conozcan este destino de Naturaleza y Aventura en el que la comunidad se identifica con los valores de un Aysén Reserva de Vida.

 

Una de las propuestas que ha levantado el sector del turismo a través de sus gremios ha sido la creación de una Corporación de Desarrollo Regional de Turismo de carácter público-privado y con participación del Gobierno Regional de Aysén, instancia que permitiría avanzar con mayor celeridad en la comisión de tareas pendientes que nos permita llegar a tiempo para resolver temas de gestión, fomento y promoción del turismo en las próximas décadas.

 

Una Corporación Regional de Desarrollo Turístico es una oportunidad para la región que el destino Aysén Patagonia se merece, la cual permitiría descentralizar y agilizar la toma de decisiones de índole regional que hoy siguen pasando por Santiago. En su momento, otros sectores de la economía regional han tenido fuertes impulsos para su desarrollo: la ganadería, la actividad forestal, la acuicultura, entre otros, con resultados disímiles y otras veces inciertos.

 

Hoy el destino Aysén Patagonia, prestigia el nombre de Chile y marcas como Carretera Austral, Capillas de Mármol, Parque Queulat, Laguna San Rafael o Caleta Tortel, entre otros, son destinos reconocidos que invitan y llaman a visitantes de todo el mundo. Nuestro desafío es estar a la altura de las circunstancias y las evidencias sugieren que ya es el tiempo del turismo en Aysén, y que requiere ser desarrollado con clase mundial.