Padre abusó durante años de su hija y amenazaba a su pareja para que no lo denunciara: fue condenado a 16 años de cárcel

16 años de cárcel fue condenado el hombre de 48 años de edad que abusó y violó reiteradamente a su hija, en la ciudad de Punta Arenas, región de Magallanes.

El sujeto había sido declarado culpable por el Tribunal Oral en lo Penal de la ciudad, por dos delitos sexuales perpetrados contra su hija y otro por almacenamiento de pornografía infantil.

Tenía amenazada a su hija y pareja

De acuerdo a los antecedentes presentados por el Ministerio Público, los ataques sexuales se iniciaron en el 2008, cuando la niña tenía tan solo cinco años de edad. Ese año el victimario comenzó con tocamientos en el domicilio del grupo familiar.

 

La niña reveló los abusos a su madre, sin embargo el culpable amenazó a las mujeres con un arma de fuego para que no lo denunciaran. “Les señaló que podía matarlos si hablaban algo”, dice el relato acreditado en la sentencia.

Desde el primer ataque en 2008, el sujeto no se detuvo e incluso fue empeorando sus agresiones. Cuando la niña cumplió 10 años, el condenado comenzó a retirarla de su colegio durante las mañanas para llevarla a distintos lugares y así abusar de ella.

Material pornográfico

Durante las indagatorias del caso, policías también descubrieron material pornográfico infantil en un computador del acusado, incluyendo 74 videos y dos fotografías donde menores de edad salían realizando actos sexuales con adultos.

El hombre también contaba con condenas por delitos de violencia intrafamiliar y disparos injustificados, por los cuales estuvo detenido por un tiempo. Cuando se le otorgó libertad condicional, la víctima decidió develar los hechos, el año 2019.

La evidencia presentada en el tribunal incluyó informes médicos, prueba documental y el relato de casi 15 personas, entre las que se encuentra la víctima, miembros del grupo familiar y funcionarios de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales (Brisex) de la PDI.

La sentencia

Finalizado el juicio, el tribunal condenó al antisocial a 10 años de cárcel por violación y otros cuatro años por abuso sexual, ambos en carácter de continuados y perpetrados contra una menor de 14 años.

Con respecto al delito de almacenamiento de pornografía infantil, los jueces le impusieron otros 800 días en prisión.

Una vez cumplida la condena en la cárcel, el hombre tendrá que informar sus cambios de domicilio, cada tres meses, durante 10 años. Además, no podrá desempeñar labores que involucren a menores de edad. Como pena accesoria, no podrá ser oído como pariente de la víctima en los casos que la ley designa.

Cabe mencionar que desde la Fiscalía solicitaban 20 años de cárcel por violación impropia, 10 años por abuso sexual, ambos en carácter de reiterado y con la agravante de parentesco; y una pena de tres años de prisión por almacenamiento de pornografía infantil.

Fuente:

Deja un comentario