Parlamentarios UDI buscan cambiar alusión al 11 de septiembre de 1973 en los principios del partido

Varios dirigentes ya manifestaron su apoyo. Por el contrario, Jaime Bellolio se muestra reticente sobre los cambios en el texto escrito por Jaime Guzmán.

Una renovación en los principios de la Unión Demócrata Independiente es lo que busca una propuesta presentada en una comisión mandatada por la presidenta de la colectividad, Jacqueline van Rysselberghe.

Según informa El Mercurio, el documento tuvo una buena recepción entre varios dirigentes, y pretende cambiar la referencia al golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 en el capítulo sobre contexto histórico incluido en el texto redactado por Jaime Guzmán en 1983.

En concreto, la declaración actual destaca dicha fecha de “acción liberadora (…) que salvó al país de la inminente amenaza de un totalitarismo irreversible y de la dominación extranjera”.

En la propuesta, esto se cambiaría por: “La izquierda marxista, que había sembrado el odio entre los chilenos y había legitimado el recurso ‘a todas las formas de lucha’, llegó al país a la más grave crisis de su historia independiente (…) La intervención militar de 1974 fue consecuencia de esa crisis”.

También, en el documento se eliminaría la mención al “marxismo” como una amenaza, reemplazando esto por una crítica a “la amenaza del populismo”. A la vez, en los desafíos del partido se cambiaría la superación de la pobreza por “hacernos cargo de los anhelos y preocupaciones de la clase media”.

La timonel del partido, Jacqueline van Rysselberghe, valoró la propuesta: “La UDI está orgullosa de su historia, tiene principios claros e incorpora temáticas que no estaban presentes”.

Esta propuesta deberá ser ratificada por la comisión política y el consejo general UDI. De acuerdo a lo consignado por El Mercurio, los diputados Javier Macaya y María José Hoffman, el secretario general del partido, Issa Kort, y los senadores Iván Moreira y Juan Antonio Coloma respaldaron el documento.

Por el contrario, Jaime Bellolio se mostró reticente a la propuesta y planea incluso renunciar al partido. “Más vale tarde que nunca”, señaló.

Además, pidió que la presidenta de la colectividad actúe en consecuencia: “Las señales que ella ha dado en los últimos meses, comparándose con Eva Perón y reuniéndose con Jair Bolsonaro, son contradictorias con querer combatir esos populismos”.

Fuente: cnnchile.com