PDI alerta sobre incendios forestales en temporada estival

Sumándose a los llamados de la Seremi de Agricultura, la Corporación Nacional Forestal y la Oficina Nacional de Emergencia de la región de Aysén, la Policía de Investigaciones de Chile, a través de la Brigada Investigadora del Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) Aysén realizó un llamado a estar alerta sobre la incidencia de incendios forestales durante la temporada estival, donde la combinación de altas temperaturas, viento y negligencia pueden ser graves factores de riesgo.

Los incendios forestales producen graves daños ambientales que afectan cientos de hectáreas de bosques, matorrales, pastizales y a todos los seres vivos que habitan en ellos, provocando la destrucción de la cubierta forestal, la pérdida de suelo fértil, la desaparición de ecosistemas aumento de emisiones de CO2 a la atmósfera, desertificación, y hasta pérdidas humanas en algunas ocasiones. Éstos, tienen su origen en sectores semiurbanos y rurales, donde existe combustible suficiente para iniciar un fuego de manera descontrolada, mayoritariamente, son causados por la acción irresponsable, negligente o intencional de las personas, generando no sólo un problema medioambiental, sino que también un problema social y económico.

Al respecto, el subprefecto Claudio Reyes, jefe de la BIDEMA Aysén, señaló que “con el inicio del período estival y las condiciones climáticas que existen en este momento acá en la región, existe un factor altamente propicio para que se puedan producir incendios forestales”.

“Es importante mencionar que e un 99.7% de estos hechos son provocados por el descuido o la negligencia de las personas, ya sea en la manipulación de las fuentes de calor o muchas veces también por intencionalidad motivada por algún tipo delictual”, acotó el subprefecto Reyes.

Sobre el trabajo realizado por la Policía de Investigaciones cuando, lamentablemente, ocurre un incendio forestal, el jefe de la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente Aysén indicó que “como PDI vamos a realizar todas las acciones y el trabajo científico técnico en conjunto las entidades correspondientes y con la ciudadanía para indagar el origen de estos hechos, junto al Ministerio Público”.

Entre las diligencias que realiza la unidad especializada, destacan la inspección y trabajo investigativo en el sitio del suceso y el área de inicio del incendio, con la fijación fotográfica, planimétrica y forestal, junto con la utilización del método de evidencias físicas. Asimismo, el empadronamiento exhaustivo y la entrevista a los testigos resulta fundamental, junto con la consulta a fuentes de información como CONAF, Bomberos, Dirección Meteorológica de Chile o la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior, entre otras.

“La información que nos pueda entregar la ciudadanía es de vital importancia, ya que las primeras personas que se encuentren en el lugar pueden entregar antecedentes muy relevante. Esto es, si pueden ver alguna persona que se encuentre iniciando un fuego o personas que estén en los alrededores, que nos entreguen datos sobre sus vestimentas, si tienen algún tipo de tatuaje o algo que los identifique, ya que todos los insumos que nos puedan proporcionar serán de importancia para la investigación”, recaló el subprefecto Reyes.

Desde la BIDEMA Aysén recordaron que provocar un incendio forestal está penado por ley, realizando un llamado a estar atentos a este tipo de hechos y a denunciar ante las autoridades competentes en caso de tener antecedentes sobre un incendio forestal provocado.

“En nuestra región tenemos dos hechos que son bastantes significativos que ocurrieron en Colonia Sur en Cochrane, donde se consumieron más de 15.000 hectáreas, y en el Parque Nacional Patagonia, donde se consumieron 1.500 hectáreas, hechos que traen a la memoria las grandes pérdidas y afectación al ecosistema, lo que nos llama a tener más conciencia para evitar los incendios forestales”, finalizó el jefe de la unidad especializada.

La BIDEMA Aysén entrega algunos consejos para esta temporada:

  • Nunca uses fuego u otras fuentes de calor en áreas Silvestres Protegidas si no está
  • debidamente autorizado y señalizado por la autoridad a cargo.
  • Evita el uso del fuego en actividades recreativas al aire libre.
  • Si ves un incendio forestal que acaba de comenzar avisa a la PDI, CONAF o Bomberos.
  • Cuando se esté desarrollando un incendio, evita acercarte al fuego, ya que esto sólo dificulta la labor de los combatientes de incendios y bomberos. Acércate solamente si ellos te autorizan.
  • Si vives en sectores rurales, o urbano-rural confecciona un cortafuego perimetral alrededor de tu domicilio.