PDI Aysén: denuncias por delitos económicos aumentaron un 12.6% en 2020

Ante esta situación, desde la PDI Aysén realizaron un llamado a denunciar estos hechos y evitarlos con algunas recomendaciones.

Sin duda alguna la pandemia debido al Covid-19 ha afectado un sinnúmero de situaciones, tanto a nivel económico, sanitario y social. Desde el punto de vista delictual, la PDI ha detectado que la acción delictual ha ido mutando a escenarios virtuales, como el uso de aplicaciones e internet, principalmente para la compra de productos.

Así, en lo que va de transcurrido del 2021, las principales denuncias cursadas corresponden a los delitos económicos más recurrentes de la región: estafas y otras defraudaciones y uso fraudulento de tarjetas y medios de pago.

Cabe señalar que, durante el año 2019 los principales delitos denunciados por la ciudadanía se relacionaron con los delitos económicos. En el 2020 ocurrió una situación similar, recibiendo la PDI un 12.6% más de denuncias por los delitos de estafas y otras defraudaciones y uso fraudulento de tarjetas o medios de pago, respecto a 2019. La mayor variación tiene relación con el delito de estafa y otras defraudaciones, delito que durante el 2020 tuvo un incremento de un 65.7% sobre el 2019.

“Como PDI queremos advertir y educar la ciudadanía, día a día recibimos denuncias relacionadas a delitos económicos, donde desconocidos usan este tipo de engaño basado en el abuso y explotación de las necesidades y la confianza de las personas para defraudarlas y generar un perjuicio económico”, puntualizó el Jefe Regional, prefecto Jorge Valdés.

La preocupación de la PDI radica en que “las principales denuncias recibidas durante el año pasado y principios de este año corresponden a estafas y uso fraudulento de tarjetas, manteniendo una constante sobre este tipo de hechos”, resaltó el prefecto Valdés, realizando un llamado a la ciudanía a denunciar y evitar estos recurrentes delitos económicos.

Al respecto, desde la Brigada Investigadora de Delitos Económicos Coyhaique, el comisario Alejandro Muñoz, destacó que el principal modo de operar detectado a la fecha en la región de Aysén en cuanto a estafas, “está relacionado con un llamado telefónico que hace la víctima interesada en comprar algún artículo publicado para su venta en alguna de las plataformas que existen en internet”, agregando que “luego de hacer contacto con el supuesto vendedor, éste último solicita el depósito de dinero a una o más cuentas bancarias, por concepto del precio de venta del producto, existiendo un compromiso de que llegará a manos del comprador, cosa que en definitiva no ocurre, a pesar de ya existir la transferencia de los dineros en cuestión, sin que la víctima pueda volver a comunicarse con el sujeto que provocó la estafa”.

En cuanto al uso fraudulento de tarjetas o medios de pago, el comisario Muñoz, señaló que el modo de operar que se vio con frecuencia durante el año pasado “consiste en el llamado telefónico de un supuesto ejecutivo bancario a la víctima, donde el primero le señala que le corresponde alguna devolución de dinero por parte de su banco o incluso para el pago de su 10% de la AFP, y que para lo cual requiere los datos de su tarjeta y claves bancarias para constatar la información y así poder transferirle sus dineros, acción con la cual el afectado hace entrega de estos antecedentes y posteriormente termina siendo objeto de un delito cuando se percata que desde su cuenta se realizaron giros sin su autorización”.

Respecto a las recomendaciones para evitar ser víctima de este tipo de hechos, sobre las estafas por concepto de venta “se debe estar siempre alertas e idealmente realizar compras por internet en tiendas oficiales y establecidas, con lo cual los riesgos de que no reciban el producto que adquirieron son mínimos y en caso de haber algún problema en ese sentido, siempre está la posibilidad de hacer los reclamos correspondientes y solicitar la devolución de su dinero”, agregó el jefe de la unidad especializada.

En lo relativo al uso fraudulento de tarjetas, “es importante señalar que cuando se reciban llamados telefónicos de un supuesto ejecutivo de algún banco o se recepcionen correos electrónicos en los que se le soliciten información de sus tarjetas bancarias y contraseñas de las mismas, nunca proporcione dichos antecedentes, ya que claramente la intención por parte de estas personas es provocarle un perjuicio económico”, detalló el comisario Muñoz.

Finalmente, desde la PDI realizaron un llamado a la ciudadanía a ser cautelosos con los datos personales, información financiera y personal. Así, el Jefe Regional, prefecto Jorge Valdés, instó a las personas a “tomar las precauciones necesarias, dudar, corroborar los antecedentes y nunca entregar información confidencial a terceras personas que no sean de su confianza. En caso de ser víctima de alguno de estos delitos económicos más frecuentes denuncie ante la PDI, ya que estamos disponibles las 24 horas del día para los requerimientos y demandas de la comunidad”.