PDI detuvo a imputado por receptación flagrante de segundo teléfono celular sustraído desde el COMPIN

En el marco de investigación por robo en el COMPIN:

Durante la jornada de este lunes, detectives de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) Coyhaique detuvieron a un sujeto, mayor de edad y sin antecedentes policiales, por el delito de receptación flagrante de un teléfono celular, diligencia enmarcada en la investigación por el delito de robo en lugar no habitado ocurrido en el COMPIN de Coyhaique a principios del mes de abril, donde desconocidos sustrajeron mascarillas, alcohol gel y otros elementos, entre los que se encontraban dos teléfonos celulares fiscales.

Al respecto, el jefe de la brigada especializada, subprefecto Eduardo Lagos, señaló que desde la fecha de ocurridos los hechos “se han desarrollado diversas diligencias investigativas con las compañías telefónicas para que en la eventualidad que le inserten un nuevo chip a alguno de los teléfonos celulares sustraídos puedan informarnos”.

Así, luego de ocurrido el robo en el COMPIN, los detectives de la BIRO Coyhaique detuvieron a un sujeto que estaba haciendo uso de uno de los teléfonos sustraídos, mientras continuaron con las diligencias para ubicar a la persona que estaría utilizando el segundo celular.

“Recientemente la compañía nos informó que el segundo teléfono celular se encontraba activo y asociado a un sujeto de la comuna de Coyhaique, por lo tanto, realizamos las consultas con nuestras fuentes de información institucionales e iniciamos el trabajo de análisis para ubicar a esta persona en su domicilio, incautándole el teléfono celular y procediendo a su detención por el delito de receptación flagrante”, indicó el subprefecto Lagos, agregando que no se le encontró ninguna otra especie asociada a la investigación por el delito de robo en las oficinas del COMPIN.

A su declaración, el imputado manifestó haber comprado el teléfono a un tercero en la suma de $40.000 pesos. Con estos nuevos antecedentes se continúan las diligencias investigativas para individualizar y ubicar los sujetos que vendieron los teléfonos celulares sustraídos desde el COMPIN, “información que nos permitirá esclarecer los hechos y encontrar a los responsables del robo”, agregó el jefe de la BIRO Coyhaique.

Por instrucción de Fiscalía el individuo quedó apercibido al artículo 26 del Código Procesal Penal y la especie, avaluada en $120.000 pesos, fue devuelta a su denunciante.

Finalmente, el jefe de la unidad especializada realizó un llamado a no comprar especies de dudosa procedencia, “porque además de cometer el delito de receptación quien compra productos robados valida que se comentan delitos y permite que el delincuente siga actuando”. Ante la sospecha de un producto de dudosa procedencia, que se vende en el mercado informal muy por debajo del valor comercial, el subprefecto Lagos recomendó tomar resguardos, exigir boleta o guardar un registro de la compra.