PDI detuvo a imputado prófugo de la justicia por el delito de homicidio

Durante la mañana del viernes 29 de enero, detectives de la Brigada de Homicidios Coyhaique de la PDI dieron cumplimiento a una orden de aprehensión emanada por el Juzgado de Garantía de Coyhaique, deteniendo a un imputado prófugo de la justicia por el delito de homicidio para ponerlo a disposición del Tribunal y continuar con su proceso penal.

Además, el sujeto mantenía una orden pendiente para cumplir condena por el delito de microtráfico y tras oponer resistencia durante el procedimiento policial para evitar el actuar policial, agredió a un detective, siendo detenido en flagrancia por este hecho.

Sobre esto, el jefe de la Brigada de Homicidios Coyhaique, comisario Mauro Gutiérrez, señaló que “detectives de la Brigada de Homicidios Coyhaique logran la detención de un sujeto de 33 años de edad, con domicilio en esta ciudad, quien registraba una orden de aprehensión vigente por el delito de homicidio. Esta persona desde el mes de junio del año pasado, se encontraba prófuga de la justicia, sumado a otra orden de detención vigente, decretada en el mes de octubre por tráfico en pequeñas cantidades de droga”.

Tras diversas diligencias de trabajo operativo, detectives lograron ubicar y detener al imputado, quien constantemente cambiaba de domicilio con la finalidad de evadir las requisitorias pendientes por parte de la policía.

El sujeto, mayor de edad y con un amplio prontuario policial, “presenta antecedentes policiales por los delitos de incendio, lesiones graves, maltrato de obra a Carabineros, robo con violencia, robo en lugar no habitado, porte de arma cortante, hurto y microtráfico, sumado a un amplio prontuario penal”, agregó el comisario Gutiérrez.

En el desarrollo del procedimiento policial, al momento de su detención, “los oficiales aprehensores fueron agredidos por este sujeto y sus familiares, quedando uno de ellos con lesiones leves”, indicó el jefe de la unidad especializada, enfatizando que pese a oponer resistencia se logró su detención. Por lo anterior, también fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía por infracción a la Ley Orgánica de la PDI al agredir a un detective en el cumplimiento de sus funciones.

Finalmente, el Tribunal decreta legal la detención y fija un plazo de investigación de 60 días, quedando el sujeto en prisión preventiva debido a las ordenes de aprehensión que registraba en su contra y por representar un peligro para la sociedad.