PDI y Aduanas descubren empresas que traficaban tabaco y evadían millonarios impuestos

Una investigación encabezada por Aduanas que comenzó en 2018 detectó millonarias evasiones de impuestos de más de 5 millones de dólares de dos empresas vinculadas al contrabando de tabaco. También se determinó la participación de terceras personas en las irregularidades, entre ellos, agentes de aduanas que ejecutaban las tramitaciones.

Expertos del Subdepartamento de Análisis de Riesgos de la Aduana Regional Metropolitana, la Fiscalía de Pudahuel y la Policía de Investigaciones, descubrieron a dos empresas que traficarían tabaco, evadían de impuestos y lavaban activos.

La investigación comenzó en 2018 por parte de Aduanas y puso el foco en la evasión de impuestos adicionales relacionado con la importación del tabaco picado y homogenizado en el marco del Programa de Control de Tráfico Ilícito.

Los análisis especializados evidenciaron un aumento considerable del ingreso de este tipo de mercancías al mercado nacional en los últimos años, especialmente los años 2019 y 2020.

Si el 2018 se importaron más de 78 mil kilos a través de 67 operaciones de comercio exterior, en el 2019 esa cifra llegó a más de 211 mil kilos para 92 operaciones y en el 2020 a más de 251 mil kilos y 125 operaciones.

El Director Regional de la Aduana Metropolitana, Rodrigo Díaz, indicó que “esta investigación logró determinar que existía evasión de impuestos, inconsistencias en los documentos que son necesarios para realizar la correcta importación, como las guías de libre tránsito y las autorizaciones sanitarias para el ingreso de los productos, así como del pago de los impuestos correspondientes.”

Por esta razón, se seleccionaron algunas de las empresas con mayor movimiento para ser fiscalizadas, detectándose una sociedad que registraba 169 operaciones de importación a junio del 2019, fecha en que dejó de realizar operaciones de comercio exterior.

Millonaria evasión de impuestos

Esta revisión de la información arrojó como resultado inconsistencias entre los valores declarados de las mercancías y los impuestos pagados, evidenciándose facturas ideológicamente falsas en los despachos.

La estimación de lo defraudado hasta dicho análisis alcanzaba a US$5.623.857,03, equivalente a $3.627.150.350,16, por concepto de derechos e impuestos dejados de percibir.

Asimismo, se detectó la falta de Guías de Libre Tránsito que debía autorizar el Servicio de Impuestos Internos (SII) y los permisos del Ministerio de Salud para el ingreso de las mercancías al país, todo ello con el objeto de defraudar a la Hacienda Pública.

Estos hechos derivaron en la presentación de una querella por parte del Departamento de Defensa Judicial de la Aduana Metropolitana.

En la investigación de la Fiscalía, los hechos se ampliaron a otros delitos como lavado de activo, lo cual motivó el secreto de la causa, permitiendo diligencias más intrusivas.

En este mismo contexto, este martes equipos de Aduanas y la PDI fiscalizaron las bodegas de una empresa dedicada a la importación de tabaco, ubicadas en el centro de Santiago, la cual está vinculada a la empresa anterior.

Durante ese procedimiento, los fiscalizadores de Aduanas también detectaron mercancías de contrabando.

Evidencia presentada por PDI
Aduanas

“Esta operación corresponde a una estrategia contra el crimen organizado”

Paulo Contreras, Prefecto Inspector, Jefe Nacional Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado de la PDI, indicó que “la operación significó una investigación policial que se prolongó por más de 6 meses, que importó la incautación de más de 2 mil millones de pesos en especies y cerca 3 mil millones incautados en bienes, además de unos 90 millones de pesos incautados en efectivo con motivo de 15 órdenes de entrada y registro”.

“Los allanamientos que se realizaron en distintas comunas de Santiago. Esta operación corresponde a una estrategia contra el crimen organizado en la que existe una sincronía con el Ministerio Público y con otras instituciones como Aduanas que convergen en estas investigaciones”, añadió.

El fiscal de la Fiscalía Local de Pudahuel, Daniel Contreras, señaló que este es un resultado exitoso “porque no solo se incautó el objeto del delito de esta empresa ilegal para la comercialización del tabaco, sino que además se incautaron bienes. Para el Ministerio Público, las investigaciones con resultados como este logran cortan la línea de distribución del comercio clandestino, porque estas personas son las que abastecen el comercio clandestino.”

En el operativo, el Fiscal ordenó la incautación de especies -3.640 kilos de tabaco a granel en 26 cajas y 1.600 kilos de tabaco envasado en 396 cajas- y solicitó orden de detención contra los involucrados, cuyo control de detención e imputación de cargos que se hizo este miércoles.

Publicado por Denisse Charpentier
La información es de Comunicado de Prensa
Fuente: biobiochile.cl

Deja un comentario