Por Ley, los vehículos nuevos que se comercialicen en Chile tendrán que contar con frenos ABS

Norma tiene aplicación a partir del pasado 3 de octubre. También a partir de dicha fecha, los nuevos modelos de vehículos livianos de pasajeros que inicien su proceso de homologación, deberán contar obligatoriamente con el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP).

Con el propósito de elevar los estándares de seguridad vial del parque automotriz nacional, el seremiTT Fabián Rojas anunció la entrada en vigencia de la norma que obliga a todos los vehículos nuevos que se comercialicen a partir del próximo 3 de octubre a contar con el sistema de antibloqueo de frenos, ABS.

Esta norma se aplicará a los vehículos livianos de pasajeros de hasta 2.700 kilogramos que soliciten su primera inscripción en el Registro de Vehículos Motorizados. El sistema de antibloqueo de frenos (ABS), consiste en que bajo ciertas situaciones de frenado, se evita que los neumáticos se bloqueen, lo que permite al conductor controlar de mejor forma el vehículo.

Al respecto el seremiTT Fabián Rojas explicó que «antiguamente estos elementos eran considerados como de lujo, inclusive se aplicaba un impuesto a estos elementos. Pero estos son necesarios para la seguridad de quienes manejan los vehículos y también para la seguridad de los pasajeros. El ABS es un sistema de asistencia al frenado en que bajo ciertas condiciones, como la lluvia o la nieve que se da en nuestra región, tenga una mayor estabilidad y eficacia. El ABS disminuye en un 12 por ciento las probabilidades de un accidente».

Adicionalmente, y también a partir del 3 de octubre entrará en vigencia la obligatoriedad para los nuevos modelos que se homologuen en Chile de contar con el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP). Este mecanismo mejora la estabilidad direccional del vehículo a través de un control automático del frenado de las ruedas en cada eje. «Eso permite que en el caso de que una persona que conduce pierda tracción o adherencia, se evita el descarrilamiento del vehículo y contribuye con el ABS. Estas medidas son un compromiso y una respuesta del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones para la seguridad vial», detalloó Rojas.

La autoridad sectorial manifestó que si bien estas medidas contribuirán a reducir las cifras de accidentabilidad,  las tecnologías por sí solas no son suficientes para prevenir víctimas en las calles. Para lograr este objetivo, es fundamental que los usuarios de las vías actúen con prudencia y que se respete las reglas del tránsito para evitar siniestros viales.