Primera Dama supervisa proceso y protocolo de reapertura de Jardines Infantiles de Fundación Integra a lo largo del país

La primera dama y presidenta de Fundación Integra, Cecilia Morel, junto al director ejecutivo de Integra, José Manuel Ready, visitaron el Jardín Infantil «Pirquén», en la comuna de Pirque, el cual retornó a sus actividades tras meses cerrado por la pandemia del Covid 19. El establecimiento cuenta con 76 niños, de los cuales alrededor de 10 están asistiendo al jardín.

Este es uno de los 57 establecimientos de la institución que ya han abierto sus puertas y se están preparando o ya atendiendo a los niños y niñas.

Un requisito para iniciar este proceso es que la comuna se encuentre en Paso 4 (Apertura Inicial) y la Fundación ha establecido un sistema gradual, comenzando las actividades con los equipos que se capacitan en todos los nuevos protocolos e instructivos de higiene, seguridad y adaptación de la planificación académica para luego de dos semanas recibir a niños y niñas.

Anuncio

La primera dama valoró el compromiso y esfuerzo de los equipos educativos que durante todo el año han estado acompañando a los niños y sus familias elaborando material para evitar la interrupción en sus procesos de aprendizaje. «Pese a la pandemia y haber tenido todos los jardines infantiles y salas cuna, cada semana se entregó cartillas y elementos lúdicos para que los niños y niñas mantuvieran su desarrollo y el contacto con sus educadoras», explicó.

«El retorno de los niños y niñas es gradual y con todas las medidas de seguridad, iniciándose con los grupos de mayor edad, alrededor de los 4 años, con atención media jornada (08:30 a 12:30 horas), que incluye la entrega de desayuno y almuerzo», añadió la primera dama.

Asimismo, se continuará con la entrega de canastas de alimentos por parte de Junaeb para todos los niveles hasta que no se retome la actividad normal en el establecimiento.

El ingreso de los siguientes niveles se irá evaluando paulatinamente acorde con la evolución de la situación sanitaria y el resultado de las primeras semanas de actividades.

La institución ha diseñado estrictos protocolos de seguridad acorde con los lineamientos de los ministerios de Salud y de Educación para cuidar la salud y bienestar de los equipos educativos y niños y niñas. Las principales medidas son informadas a los apoderados antes del inicio de actividades para que puedan decidir de manera informada si quieren que sus hijos e hijas asistan al establecimiento.

Entre las medidas más importantes se considera el control de temperatura al acceso, impidiendo que adulto o niño con temperatura sobre 37,8°C pueda ingresar; el lavado constante de manos, uso obligatorio de mascarilla para los adultos y en el caso de los niños se dispone de este elemento para su traslado hacia y desde los hogares, según la recomendación de la Sociedad Chilena de Pediatría.

También se ha establecido un aforo máximo de 10 a 14 niños por salas, dependiendo de los metros cuadrados, con rutinas que impidan el contacto entre los grupos. Por lo mismo, se ha solicitado que solo un apoderado acompañe a su hijo o hija en la mañana y tarde para evitar las aglomeraciones, que no ingrese al establecimiento y de requerirse se considera el instaurar horarios diferidos de ingreso y salida.

El director ejecutivo de la Fundación Integra, José Manuel Ready, aseguró que la prioridad es la seguridad y bienestar de los niños y niñas y del equipo educativo.  «Estamos muy contentos con el inicio de actividades porque permite que los niños y niñas puedan compartir entre ellos y fortalecer sus procesos de aprendizaje y autonomía. Nos hemos preparado, capacitando a nuestros equipos educativos en liderazgo y bienestar en situaciones de emergencia para que puedan enfrentar los desafíos que esta etapa requiere», añadió.