¿QUÉ PASARÁ CON EL DESARROLLO TURÍSTICO CHILENO DEL PASO MARCONI?

Finaliza programa de Transferencia de Capacidades para el Desarrollo Turístico en Paso Marconi, liderado por Conaf desde 2015.

Desde la Cooperativa de Guías de Montaña, ACHE, instan a que las autoridades continúen potenciando el Parque Nacional Bernardo O’Higgins.

Una de las zonas más indómitas y estratégicas de la Patagonia es la ruta hacia el paso
fronterizo Marconi, ubicado al sur de Villa O’Higgins y muy cercano a la zona de litigio con
Argentina. Para llegar, se debe cruzar el lago más profundo de América -con 836
kilómetros hasta la superficie- y atravesar Campos de Hielo Sur.
Desde 2015 hasta este mes, Conaf ejecutó el programa de Transferencia de Capacidades
para el Desarrollo Turístico en el sector, financiados por el Gobierno Regional de Aysén.
Se instalaron dos domos permanentes, que se suman al refugio Eduardo García Soto.
Además, se especializaron más de 30 guías para realizar esta travesía que dura -en
promedio- 10 días.

“Entregamos capacitaciones de montaña como esquí, técnicas de avalancha, primeros
auxilios en zonas remotas. Por otra parte, habilitamos la ruta con infraestructura para que
cualquier visitante pueda acceder siempre de una forma guiada”, expresó Carolina Rojas,
encargada del programa de Transferencia de Capacidades para el Desarrollo Turístico en
paso Marconi de Conaf.

Este programa ya terminó. Sin embargo, con el deseo de crecer en el ámbito turístico,
científico y deportivo, un grupo de guías crearon la Cooperativa de Guías de Montaña
Aysén Campos de Hielo Expediciones, ACHE, quienes esperan seguir realizando rutas
guiadas al Paso Marconi y hacen un llamado a las autoridades a mejorar el acceso, en
beneficio del turismo y de los pobladores del sector.

“Se recomienda que en el sendero de aproximación hacia Campos de Hielo se realice una
mantención bien seria. De hecho, tampoco el muelle de la Carmela -donde
desembarcamos- se encuentra en buenas condiciones, los palos están podridos y ahí

viven pobladores”, señala Richard Almonacid, gerente administrador de la cooperativa de
guías de montaña, ACHE.

Llegar por Chile al paso fronterizo Marconi significa toda una travesía. Son 3 horas de
navegación por el lago O’Higgins, para llegar a un sendero boscoso que está a unos 15
kilómetros del refugio Pantoja, a los pies del glaciar. El resto del trayecto es
principalmente sobre hielo. Se debe usar un equipo especializado, crampones, piolet y
estar encordados para no caer en las grietas. Pero sobretodo, significa no dejar desechos
de ningún tipo.

“El ser humano donde vaya va a generar cierto impacto. Pero si regulamos la cantidad de
personas que vienen a Campos de Hielo, si tenemos un buen protocolo con la basura,
con las heces, se debería llevar de una muy buena manera esta ruta turística”, indica
Javier Galleani, guía de montaña.

La ruta hacia el paso Marconi es una travesía accesible bajo la modalidad de
expediciones guiadas, donde recorrerán lo más salvaje del paisaje y el clima patagónico
y, para los más valientes, cumbres históricas como el cerro Torre o el monte Fitz Roy.
“A veces hay que caminar jornadas un poco largas, tienen que estar acostumbrados igual
a estar al aire libre, a ser independientes con sus equipos y su mochila. De todas formas,
siempre estamos apoyándolos en la ruta. Yo creo que cualquier persona que tenga
motivación y salud puede hacer la ruta”, invita Javier Arias Lucero, guía de montaña.
Esta ruta se puede realizar en cualquier época del año mientras el clima así lo permita.
Con el proyecto de Conaf finalizado, los guías locales, coordinados a través de la
Cooperativa ACHE (Instagram: @TurismoACHE o ache.patagonia@gmail.com), tienen la
misión de seguir guiando el acceso a quienes se interesen por conocer y cuidar Campos
de Hielo Sur.