Rock in Rio llega a Chile por primera vez en octubre de 2021

El festival apostó nuevamente por expandirse al mundo, esta vez a nuestro país, donde la cita se extenderá por sólo cuatro días, a diferencia de las siete jornadas que dura habitualmente la versión carioca. El fundador del evento y las autoridades nacionales buscan el mejor lugar en la región Metropolitana para albergar la instancia.

Fundado hace 35 años, el festival Rock in Rio apostó nuevamente por expandirse al mundo, esta vez a nuestro país.

Santiago será testigo del mega evento musical que llegará por primera vez a suelo nacional en 2021, luego de que el creador y director del festival, Roberto Medina, firmara este sábado una carta de intenciones con la productora que traerá la cita al país, Rock Santiago, y la Intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar.

En el documento, las autoridades de la capital pusieron la Región Metropolitana a disposición para buscar el mejor lugar que albergue la instancia. Medina, por su parte, viajará en 30 o 40 días a Chile para encontrar la ubicación perfecta.

“Hicimos un contrato de intenciones, ahí tiene el gobierno que mirar el sitio, yo tengo que mirar también, entonces el primer paso es hacer una ciudad como esta en Chile”, comentó el fundador del evento con respecto a la Ciudad del Rock, un gran espacio que exhibe nueve escenarios en Río de Janeiro. Cedido exclusivamente para la fiesta musical, el lugar alberga también una montaña rusa, una rueda de la fortuna y escenografía inspirada en Asia y en las favelas.

Resuelta la locación del festival, la Intendencia debe firmar un contrato definitivo con el empresario brasileño para organizar el encuentro musical que se realizaría en octubre del 2021 en nuestro país.

El fundador del evento señaló que la cita musical en Chile se extenderá por sólo cuatro días, a diferencia de las siete jornadas que dura habitualmente la versión carioca del festival.

“Esto va a ser muy bueno para los dos países. Muchos turistas ahora podrán ir a Santiago”, comentó Medina, quien en agosto aseguró estar “muy ilusionado con la idea de hacerlo en Chile”.

Santiago será la cuarta ciudad en recibir el evento después de LisboaMadrid y Las Vegas.