Sebastián Eyzaguirre acusa «guerra sucia» tras publicación sobre causa judicial

El periodista y rostro del Rechazo es representado por Paula Vial, la defensora de Nicolás López.

En abril de 2021 el periodista Sebastián «Cuchillo» Eyzaguirre cerró su cuenta de Twitter luego de que se hiciera pública una denuncia por maltrato por parte de su ex pareja.

Más de un año después, el medio Interferencia reveló detalles de esta causa que actualmente -agrega- se encuentra en una etapa previa a la formalización y es de carácter secreta. Según la publicación, desde que el caso llegó a la justicia se han decretado diversas ordenes de alejamiento contra Eyzaguirre, siendo la última de ellas de hace dos semanas atrás.

En su denuncia, la ex pareja de «Cuchillo» relata que se conocieron durante las emisiones de «CQC» en 2019, comenzaron una relación amorosa a mediados de ese año y se fueron a vivir juntos en marzo de 2020. «El maltrato y la violencia se acrecentó durante los últimos meses de nuestra relación, especialmente cuando empezamos a vivir juntos», recordó la mujer de iniciales L.V..

De acuerdo a su testimonio desde el comienzo de la relación se produjeron dinámicas extrañas: «Por ejemplo, se metía en mi celular y, haciéndose pasar por mí, escribía a algunos de sus amigos para hacerles invitaciones indecorosas», detalla.

La periodista también da cuenta de episodios de violencia física, como el que vivieron en septiembre de 2019 cuando «Cuchillo» la agredió tras una discusión en un auto. «Estábamos en su camioneta, me agarró fuertemente del brazo, yo me paralicé, me empezó a gritar y aunque no recuerdo qué me gritaba, recuerdo claramente cómo su saliva salía de su boca como espuma», asegura.

Tras varios episodios similares la relación continuó con la constante promesa de Eyzaguirre de tratar sus problemas de ira y celos.

Acoso a una menor de edad

El quiebre definitivo de la relación se produjo en octubre de 2020 cuando Sebastián Eyzaguirre agredió sexualmente a la hija de 17 años de su ex pareja durante una celebración familiar, afirma la denunciante.

«Ella vino a Santiago para quedarse conmigo, porque debía hacerse un tratamiento dental y teníamos algunos planes para que iniciara su carrera de modelaje», indica L.V.. Un día se reunieron en familia a celebrar el cumpleaños del hermano de «Cuchillo», donde ocurrió la situación.

«En pleno asado, Sebastián pasó por el costado de mi hija y le agarró las nalgas. Yo no me di cuenta de esto en ese momento. Mi hija y su pololo se fueron sin dar mayores explicaciones», recuerda la demandante, quien puso fin a la relación con el periodista.

Tras la separación el rostro del Rechazo insistió en volver a estar juntos a través de mensajes amenazantes: «una más que me hagas. Una infamia, comentario q me llegue o lo que sea y te voy a devolver una bomba atómica que ni te la esperas. Que te quede claro», decía uno de ellos.

Incluso el ex «CQC» llegó a amenzarla con la publicación de fotografías y videos íntimos que él había tomado sin el consentimiento de la víctima. «Tenía más de 30 fotos de nuestros encuentros sexuales y todas tomadas sin mi consentimiento», dijo.

No contento con eso, la denuncia constata que Eyzaguirre persiguió y acorraló a L.V. en dos oportunidades tras el fin de la relación, teniendo incluso que intervenir personal de seguridad ciudadana. Esto cesó cuando se dictó la orden de alejamiento en 2021.

«Temo constantemente que pueda cumplir sus amenazas, que perjudique la carrera de mi hija, mi carrera profesional, que difunda las fotos íntimas que tiene de mí y que no deje de maltratarme. Quiero dejar de vivir con miedo y lograr retomar mi vida sin terror y sin vergüenza, porque ahora logro comprender que fui víctima de una persona que no tiene límites para dañar», concluyó en su demanda L.V..

La respuesta de «Cuchillo»

El medio Interferencia publicó íntegramente la respuesta de Sebastián Eyzaguirre a la publicación de este artículo. En ella señaló que «te voy a demandar a ti y a tu medio por difamación». En tanto su abogada Paula Vial -quien defendió al condenado Nicolás López- calificó las versiones de la denuncia como «fantasiosas».

Más tarde en su cuenta de Instagram, Eyzaguirre indicó a través de un video que «yo y una banda de personas estamos ligando una batalla cultural potentísima contra estos impresentables que hoy gobiernan y que quieren imponernos esa constitución comunista e indigenista».

«Estoy en una lucha real y concreta por evitar que el comunismo se siga imponiendo y mandando como ya lo está haciendo en Chile. Eso significa cruzarme con medios, personas poderosas y el gobierno. Por ende, leamos bajo del agua lo que estoy diciendo», agregó.

«Van a sacar cosas antiguas que no tienen ninguna verdad jurídica y que son falsas. Por favor no pisen el palito. Es la desesperación de esta gente que sabe que va a perder la batalla más importante», concluyó.

Fuente: cooperativa.cl